alejandro-santizo-simof-2016-14

Quién sea una flamenca de esas que sigue a diario muchas cuentas de instagram y que se recrea con los volantes a golpe de filtro debe conocer un poco/bastante el trabajo de Alejandro Santizo. El ganador de la mención especial del jurado en la final de los nóveles de SIMOF 2016 es un joven creador que ha ido mostrando su evolución y sus pasos a través de la red social más fotogénica. En ella hemos visto su flamenca antes de llegar a la pasarela y en ella hemos visto al detalle cada uno de los 10 trajes que componen ‘Mi amanecer se llama Aurora‘, la propuesta que le valió el premio.

Sin una temática que disfrazase el traje de flamenca y aprovechando el origen natural de la paleta de colores (no olvidemos que el color como tal es luz), Alejandro comenzó con el negro de la noche para finalizar en el blanco del alba. Todo un piropo (en forma de volantes) a la seducción y al misterio de una madrugada que poco a poco se iba tornando en una mañana con sabor a sur y a primavera. Esa fue la clave de la colección: saber abstraer la simbología cromática y plasmarla en una flamenca de cortes clásicos pero que ni olvida que la tendencia principal es el volumen y la generosidad en metros organdil y vuelo. Una tendencia que, suponemos, seguirá acompañándole en SIMOF 2017, pasarela a la que acudirá ya como profesional. Pero antes de que eso llegue hemos querido hablar con Alejandro para que nos cuente como ha sido la temporada y como afronta lo que está por venir:

alejandro-santizo-simof-2016-15

¿Cómo sienta el cambio de novel a profesional a la hora de acudir a una pasarela?
El cambio de novel a profesional pienso que realmente no lo podemos valorar tan solo en una pasarela o de una colección a otra, creo que implica algo más que eso, una experiencia, un aprender diario y una madurez profesional que tan solo darán los años, si es cierto que de cara a un público implica una mayor responsabilidad.

¿Que balance haces de esta temporada?
Un nuevo aprendizaje, reconocimiento y aumento de trabajo.

El año pasado se llegó a los nóveles con una quiniela de cuatro favoritos, ¿Fue una sorpresa para ti ganar viendo lo reñida que ya estaba la final?
Siempre es una sorpresa un reconocimiento así, cierto es que estaba muy reñida pero el estilo de cada uno de nosotros estaba claro desde un principio y por mucho que se comentase o rumoreasen los premios hasta que no llegase el día de darlos todos sabíamos a ciencia cierta lo mismo, que éramos diez diseñadores y solo dos premios, personalmente pienso que la moda flamenca permite hacer con nuestro traje regional “lo que queramos” dentro de unos límites, siempre sin olvidar que un traje de flamenca debe parecer lo que es, un traje de flamenca.

alejandro-santizo-simof-2016-16
¿Qué pudo ver el jurado en tu colección?, ¿Crees que el aspecto comercial frente a otras propuestas más creativas pudo beneficiarte?
Flamencas de pasarela y a su vez completamente ponibles para una feria. Pienso que sí, no olvidemos que el reconocimiento del premio es también que la colección sea comercial entre otras como originalidad, mezcla de colores, tejidos…. y toda originalidad tiene un límite dentro cada ámbito de la moda, como bien dije antes la frase hecha de “podemos hacer con el traje de flamenca lo que queramos” personalmente creo que debe tener un límite.

Además fue el primer año que los nóveles no abrían SIMOF y os tocó hacerlo el viernes donde por la tarde estaban las colecciones de Ana Morón, María de Gracia o Cristina García entre otras, ¿Crees que ese cambio os vino bien con respecto a prensa o difusión?
Puede ser que si nos beneficiase, al ser un viernes y estar ya comenzadas las pasarelas.

¿Cómo se vive un SIMOF con un premio bajo el brazo?
Con más ganas de trabajar, lograr nuevos objetivos y aprender, como me dijo una amiga, “esto es como un reinado de miss, dura un año y hay que aprovecharlo”.

¿Qué trajes de tu colección han sido los favoritos del público?, ¿Hay alguno con el que ves que te identifican?
Sin duda los diseños en terciopelo, desde el principio de comenzar la colección “Alba” el de color malva oscuro me robó el corazón y eso se notó también en el público.
El damasco amarillo fue un punto fuerte ya que vendido el diseño de colección fue el que más se trabajó por encargos a medida, y eso se notó en el real ya que me llegaron bastantes comentarios de clientas las cuales las paraban por la feria reconociendo su diseño por el tejido.

alejandro-santizo-simof-2016-17

Eres muy activo en redes sociales y has sabido exprimir como pocos cada uno de los 10 trajes de la colección, ¿Instagram es tu mejor aliado online?
Instagram me encanta ya que la importancia de lo que muestras en cada foto es tal que todo detalle debe estar cuidado.

¿Tenías claro que después de ganar tocaba ir como profesional?, ¿Te costó trabajo decidirte?
Lo tuve claro desde el principio.

A la hora de crear, ¿20 trajes dan más libertad que 10 para plasmar tus ideas?
Por supuesto, es más, en la colección del año pasado “mi amanecer se llama Aurora” plasmaba el degradado de color desde el negro de la noche al dorado del sol y créeme que hubiese metido otros diez colores más para crear una carta de color mucho mejor escalada.

alejandro-santizo-simof-2016-18
¿Qué color crees que nunca faltará en tus colecciones de flamenca y por qué?
Eso es algo que a ciencia cierta no podría contestar pero si hubiese un color el cual repetiría sin cesar ese sería el rojo, porque pienso que el rojo es un color que a todo el mundo puede llegara a sentar bien indiferentemente del color de piel, cabello u ojos y porque más flamenco que el rojo no hay otro color.

Con el cambio de lugar de SIMOF, ¿Te quedas con las ganas de pisar como profesional la misma pasarela que llevamos viendo tantos años?
Por supuesto, el cambio de lugar es algo que nos tiene inquietos a más de uno y sin duda estoy deseando ver al completo, backstage, pasarela, luces, publico y flamencas en movimiento.

Y por último, ¿Qué le dirías a todos aquellos que estarán el viernes 3 de febrero por la mañana presentando su colección de novel?
Una vez que está “todo el pescado vendido” solo les diría que disfruten de toda la mañana, que no cierren los ojos ni para parpadear y lo más importante que se note el compañerismo tras bambalinas, esa emoción de nervios, ganas de llorar y “tembliques” pasan más rápido de lo que parece.

Por último quiero agradecer esta entrevista a la cual he contestado siguiendo mis criterios y opinión personal, solo decir que os espero a todos en el nuevo pabellón de Fibes el 2 de febrero a las 18:00 para la presentación de mi nueva colección.

alejandro-santizo-simof-2016-1-2