jonathan-sanchez-we-love-flamenco-2016-12

¿Recordáis ‘Tangobertura’ de Javier García? En el desfile de aquella primera colección en SIMOF del diseñador estepeño apareció casi al final un joven bailaor que sirvió de transición hacia el final del mismo. Era Jonathan Sánchez. No sabemos si por aquel entonces él mismo pensaría que a lo mejor pasado un tiempo sería su turno, pero lo cierto es que casi tres años después le toca dejar de ser un convidado a la pasarela y pasar a ser el protagonista con su primera colección también como profesional en moda flamenca. Es lo que ocurrirá dentro de un mes y medio cuando este joven flamenco reciba su premio por haber ganado el tercer concurso de nóveles de We Love Flamenco.

‘Zaguán’ fue su opera prima. Un conjunto de 6 trajes donde el nexo común parecía encontrarse en un escenario, a veces coplero, a veces flamenco, pero siempre folclorista. A ello se unió una impecable facturación técnica que sorprendió a muchos debido a que estábamos ante un joven cuya experiencia en moda era desconocida hasta entonces. Pero el jurado vio con buenos ojos a estas flamencas, supo intuir que cada una de ellas tenía algo especial y que lo mejor era que se quedase para ver qué nos podría mostrar una vez que sus ideas estuviesen más maduradas. Ideas que veremos dentro de poco y en las que el Flamenco a buen seguro estará muy presente. Pero antes de que eso hablamos con Jonathan para conocer un poco mejor como ha sido este 2016 y que nos espera en el 2017:

jonathan-sanchez-we-love-flamenco-2016-15

Llegas, debutas y ganas. Todo en pocos meses: ¿Ha sido 2016 demasiado intenso?

Creo que esa es la palabra correcta para definir este 2016… Muchas cosas me están pasando a lo largo de este año, que no ha acabado aún, y que estoy digiriendo poco a poco y disfrutando de cada uno de los momentos que me brinda todo lo acontecido desde el Certamen de Noveles.

Mucho se está hablando en los últimos años sobre cuál es la diferencia entre novel y profesional. Más aún con la proliferación de pasarelas, plataformas online y diseñadores que aparecen por todas partes. We Love Flamenco ha dado un paso al frente dividiendo su pasarela en dos: la clásica o de profesionales consolidados y la de talentos emergentes. Tu desfilas en la primera porque ese es el premio pero, ¿Donde crees que está la frontera entre una categoría y otra?

En primer lugar, parto de la base que la profesionalidad no es equivalente a los años que lleves en el mercado, es decir, vemos en numerosas ocasiones trabajos de gente que empieza con mejor calidad que el trabajo de diversas firmas que llevan mucho más tiempo en el sector. Al igual que vemos trabajos o firmas que, debido a la experiencia, a un equipo de empresa con un buen líder y a un buen hacer en su labor nunca serían igualados por cualquier persona que esté empezando en este mundo.

Lo que quiero decir con esto, es que yo no haría una diferencia entre novel y profesional en cuanto a mercado se refiere puesto que al final lo que se oferta es un producto y el cliente se interesará por aquel que más le compete en cuanto a calidad, diseño y precio, ya sea de una firma con experiencia o de una persona en sus comienzos.

Por otro lado, si hablamos de un concurso de noveles, está claro y además en sus bases se hace hincapié: “… la persona que se presente a dicho certamen no puede haber estado de alta o como autónomo en ningún epígrafe dedicado a la costura o diseño”. Aquí si queda patente a lo que nos queremos referir con noveles.

En este caso específico con We Love Flamenco y Viva by WLF, la empresa Go Eventos ha querido apoyar a más firmas del sector de la moda flamenca ofreciendo otra plataforma de igual calidad pero a un coste más asequible para todo aquel que está empezando. Así, podrá verse el talento de jóvenes valores que tenemos en Andalucía.

Si el premio hubiese sido solo económico y hubieras tenido que decidir entre desfilar o no, ¿Cuál habría sido tu apuesta?, ¿Crees que un ganador debe desfilar al año siguiente?
No me ha dado tiempo ni a plantearme la pregunta puesto que elijo un “SÍ” ROTUNDO. El plantear tu primera colección, intentar mostrar lo que eres y cómo eres mediante ella, elegir una temática a través de la cual la mostrarás, hacer lo que te gusta, disfrutar con ello y poco a poco darle forma es algo que no te da una opción B.

Con respecto a tu segunda pregunta pienso exactamente lo mismo. Es otro “SÍ”. La gente te ha visto ganar y está esperando ver el trabajo que puedes mostrar. El concurso tiene esa capacidad de ser una plataforma para ser usada como trampolín…. ¿Para qué esperar más tiempo?.

jonathan-sanchez-we-love-flamenco-2016-14

Tu colección destacó por costura, patronaje y por saber impactar a la primera sin tener una línea o estructura cerrada, ¿Qué crees que valoró el jurado exactamente?
Pues no lo sé. Como se suele decir, quizás sea una pregunta para que la contesten ellos en vez de yo, pero si que lo que dices en el enunciado de tu pregunta fueron algunas de las características que transmitieron los diseños, quizás ellos vieron lo mismo y fuese un buen arma para tomar su decisión. En este caso, como en muchos otros, es muy difícil saber qué piensa un tribunal y por qué se deciden decantarse por una cosa y no por otra puesto que el trabajo de mis compañeros fue fantástico.

Como ya he comentado en varias ocasiones, era mi primer concurso y la primera presentación de mi trabajo, con lo cuál, y aún sabiendas que no era una colección al unísono, me arriesgué y quise hacer un plantel de seis diseños que me reflejarán y que fuese una paleta variada de todo lo versátil que puedo llegar a ser.

Luís Fernández, ganador actual de SIMOF, nos ha dicho que quiere demostrar que no se equivocaron al darle el premio, ¿Sientes la exigencia de estar a la altura aún teniendo el premio bajo el brazo?

Por supuesto. En este caso estoy totalmente de acuerdo con mi compañero. El premio del certamen es poder debutar con una colección al completo en la siguiente edición, pero este premio, aunque no lo ponga en ningún sitio, exige por parte del premiado demostrar esa confirmación como ganador.

Yo lo siento así, y como persona responsable, me parece que es lo correcto y lo que conlleva reaparecer después de dicho premio. Ya no entro si la colección podrá gustar más o menos, pero que tiene que estar a la altura del trabajo premiado si soy consciente de ello.

Procedes del Flamenco y mucha gente conoce tu trayectoria sobre las tablas, ¿Se notará también en la pasarela?

Por supuesto que se va a notar en muchos aspectos. El flamenco ha formado, forma y formará parte de mi vida y creo que en mis diseños se respira el mundo del que provengo. Hay muchos compañeros, que al igual que yo, provienen del flamenco, por ejemplo mi amigo José Galváñ, y creo que nuestras creaciones reflejan ese dramatismo de escenario y ese desdén folclorista con aires renovados que estamos acostumbrados a ver a través de nuestros trabajos en el mundo de la danza.

jonathan-sanchez-we-love-flamenco-2016-13

La bata de cola se está perdiendo como elemento icónico y como cierre en los desfiles (bajo la excusa de que no se venden). Estamos en moda flamenca (repito: FLAMENCA), ¿Qué hace un traje de novia (a veces sin volantes) ocupando el lugar de una bata de cola o de un traje de flamenca bien armao a modo de final?

Bueno, una pasarela no deja de ser un acontecimiento a través del cual  un diseñador ofrece una representación de su trabajo, y hay personas que incluyen trajes de novia como cierre para hacer llegar al público su oferta en esta parcela de la moda. No olvidemos que la moda flamenca no ocupa todo el año y abriendo el diseño a otros campos se complementan los meses menos fructíferos para las empresas de este sector.

Creo que este es el motivo por el cual los diseñadores están dejando de hacer batas de cola o sustituyéndolas por trajes nupciales puesto que tanto una cosa como la otra son las piezas menos vendibles de un desfile. Recordemos que una novia quiere para su día un diseño especial, no uno que haya sido visto por mucha gente y volcado por las redes.

Si tengo que expresar mi gusto, por supuesto que me decanto por una bata de cola bien almidonada como cierre aunque tampoco descarto en un futuro un cierre con un traje de novia pero influenciado por la moda flamenca.

¿Te ha sido difícil seguir el llamado ‘concepto de colección’ pasando de 6 a 20 trajes? 

Pues la verdad es que no. La colección se ha ido desarrollando poco a poco y una cosa iba llevando a la otra. Tenía algunas ideas muy claras y el hilo argumentativo o temática de la colección. Después llegaron tejidos, formas y muchas ideas sueltas que se han ido forjando. Estoy disfrutando mucho de mi trabajo y espero que la gente disfrute de la colección tanto como yo.

¿El vestuario o la llamada ropa de baile tiene sitio en las pasarelas de flamenca?

Claro, ¿Por qué no? Al igual que la moda flamenca destinada a la romería o la feria, la moda destinada a los escenarios podría tener su cabida. Aunque esta se trabaja de otro modo.

Cuando la bailaora o el bailaor viene a realizar un encargo, se hace un estudio más profundizado de la finalidad de la prenda: el lugar en el que se va a utilizar, la pieza que se va a representar o la característica del palo flamenco, etc…Se analizan muchas más cosas que para un traje de flamenca al uso.

jonathan-sanchez-we-love-flamenco-2016-16

¿Qué color crees que no faltará nunca en tus colecciones de flamenca?, ¿Son el rojo y el negro los colores que tiñen el flamenco?

El color que nunca faltará será el negro. Me gusta bastante tanto para el flamenco como para los volantes del Real.

Como bien dices, el rojo y el negro son colores que siempre se han asociado al mundo del flamenco: el negro por la profundidad y la agonía de algunos de sus cantes y la seriedad que le compete, el rojo en cambio, por la pasión y el brío impregnado en sus formas y sensibilidad. Pero estos dos colores se nos quedan cortos porque habría que añadirle el blanco para completar el trío perfecto. El blanco de lo puro, lo etéreo y la alegría y vitalidad de algunos de sus palos. Para mí, estos tres colores son vitales.

¿Cómo te verás en backstage en el día del desfile?

Pues me imagino bastante nervioso por la responsabilidad de que todo salga bien. Ese momento lleva mucho trabajo y esfuerzo detrás y todos deseamos que el desfile fluya sin problemas y que se pueda disfrutar de cada momento.

Por último, ¿Qué le dirías a todos aquellos que estarán abriendo la pasarela de Viva by WLF  en la final del concurso de nóveles?

Yo guardo muy buenos recuerdos de todo el día de la final y de la semifinal. En el certamen todos los compañeros entablamos muy buena relación y, a día de hoy, seguimos manteniendo activo el chat a través del que se nos informaba de todo lo que tenía que ver con el concurso. Fue maravilloso vivir esa experiencia junto a ellos.

Es una gran oportunidad para que el público vea su talento y tienen que aprovecharlo. Aunque sea bastante tópico lo que normalmente se suele decir, es la verdad: mi pequeño consejo es que no dejen de exprimir ese día disfrutando cada instante.

Por último, y si me lo permites, me gustaría dar las gracias a todas las personas que me acompañan día a día en esta andadura, a la organización de WE LOVE FLAMENCO por ayudar a los jóvenes que queremos comenzar nuestra carrera y a todos los medios que hacéis eco de la moda flamenca, porque es algo muy nuestro que debemos apoyar y difundir. 

Jonathan Sánchez debutará en la quinta edición de We Love Flamenco con su primera colección como profesional el próximo lunes 16 de enero de 2017 a las 18:00 horas.

jonathan-sanchez-we-love-flamenco-2016-1