Pocas firmas de moda pueden permitirse el lujo de lanzar todos los años una colección repetitiva o con escasas novedades y lograr la aceptación casi unánime de prensa y público. Nuevo Montecarlo es una de ellas: la casa sevillana evoluciona poco en sus diseños, apenas saca cosas nuevas y aún así en sus desfiles te entra un “no se qué” que te mete las ganas de Feria en el cuerpo, de entrar en una caseta de un módulo donde tienes que darte codazos con el vecino y aguantar hasta las tantas de la madrugada.

Sirva de ejemplo lo que nos dijo una bloguera: no es nada nuevo pero me los compraba todos. Eso sí, algo tiene que haber para que público y clientela se mantengan contentos. En “Enamórame” nos han traído como principal novedad el talle bajo en casi todos los trajes acompañados de volantes más ligeros, que ganan en vuelo y comodidad (lo que van a agradecer mucho las que se los vayan a poner). Esta comodidad también se traslada al escote, donde los flecos han sufrido un recorte que los hace más livianos además que los tonos beige han perdido su hegemonía en los mismos. No solo eso, también se han depurado los encajes y enrejados, más sencillos y finos colocandolos solo donde el traje lo requiere mientras que los colores hay menos tonos tierra o pastel y una mayor presencia de tonos vivos que alejan (en parte) a la flamenca de Nuevo Montecarlo de su eterno aire clásico o “de anticuario” a la vez que la rejuvenecen sin que por ello la casa pierda su sello.

Como decíamos al principio, otra colección más de una marca que es imprescindible para entender la sevillanía y el estilismo más característico de la Feria de Sevilla, no sólo porque una parte importante del público flamenco-feriante-sevillano la tenga de referente, sino porque la nueva colección de Nuevo Montecarlo también tiene un segundo cometido: dar de comer a las costureras con la infinidad de plagios que veremos a partir del martes de Feria.

En Líneas Generales: Nuevo Montecarlo le da una vuelta de tuerca a su estilo sin abandonarlo con una colección más juvenil y liviana que en años anteriores.

Destacamos: el menor peso de los volantes y, por supuesto, la exquisita factura de cada uno de los trajes.

¿Me Recomiendas Un Traje?: Cualquiera de los trajes de la firma es apostar a caballo ganador, pero de este año nos quedamos con los tres primeros que veís en la galería de fotos más abajo: