Del Oeste a Doñana (que precisamente está en el Oeste), y de promesa a consolidado. A José Raposo le ha bastado su trayectoria en SIMOF para adquirir una identidad propia de diseñador y estilista que hace que sus colecciones sean de obligada visión para quienes sean amantes de la moda y de la flamenca por igual. ‘Natural Park‘ es su nuevo paso o una nueva vuelta de tuerca en su imaginario. Algo tan sencillo como coger un concepto tan conocido (y jugoso en pleno centenario rociero) como es el Coto de Doñana para despojarlo de estampas clasicistas y hacer de él una colección que solo mira a la naturaleza salvaje. Eso fue lo que se llevó a pasarela literalmente de pies a cabeza y se describe en estos pasos:

No, lo de ‘West’ no fue casualidad. Si algo se ha podido ver en la carrera de José Raposo es que siempre ha sabido como presentarse ante el público para marcar la diferencia. Tanto en concursos como ya de profesional sus colecciones han tenido entidad propia y se han diferenciado del resto de jóvenes compañero. Por eso, el camino que tomó el año pasado fue el acertado: en una flamenca saturada de volúmenes y excesivamente enfocada a feria/fiesta, Raposo cogió la Romería (terreno que domina a la perfección) e hizo una colección fresca, novedosa y creativa para irse al camino o a la aldea. Y todo ello sin recordar a nadie, solo a él. ‘Natural Park’ confirma esa premisa y deja claro que la suya será la colección de SIMOF en la que Romería, Moda y Creatividad se darán la mano.

Diseñador y estilista. Lo segundo que siempre ha marcado a Raposo ha sido su pericia con el estilismo de pasarela. De hecho, en muchas ocasiones su profesión de estilista engloba a la de diseñador, ya que cada salida del desfile está milimétricamente estudiada y entrega looks de pasarela que no juegan a los imposibles, que mantienen la elegancia y permiten que tanto modelo como traje sigan siendo protagonistas de un pase que nunca decae del sobresaliente.

Por cierto, si usted me va a decir eso de “¿Y eso quién se lo pone?” después de que hayamos dicho que es un estilismo de pasarela” con lo que el concepto conlleva, le invito a que pare de leer y se vaya a seguir una de las miles de cuentas que sacan en exclusiva canasteros y mantoncillos (que las hay).

Moda de romería… y de calle. Muchas de las piezas de su anterior colección se pasearon por la calle porque así lo consideraron las clientas finales, y en este homenaje a Doñana pasa exactamente lo mismo: tanto las faldas, como el mono, los diferentes tops, la sudadera/sobretraje o las camisas invitan por igual al Camino que empieza en Bajo de Guía como a reutilizarlo luego en otras ocasiones, especialmente en verano. Además, muchas de las ideas van por delante… y a buen seguro las veremos bajo otras firmas.

Del color al cuero pasando por el estampado: todo natural. Los colores de la colección se ciñen casi en exclusiva a la paleta cromática de la Doñana más virgen mientras que los estampados son una cuidada selección de los motivos o diseños que, habitualmente, se le han atribuido a la indumentaria de los exploradores (y exploradoras) ya sea en el mundo real o en el imaginario estético del editorial de moda o el cine. Un guión del que no se sale nada y en el que el trabajo de marroquinería con las aplicaciones de cuero suman y consiguen el remate perfecto en muchas de las salidas.

Si, hay trajes. Puede que el exceso de combinaciones o de conjuntos despiste, pero no deja de haber trajes, volantes canasteros y diseños que lo mismo están pensados para el sábado en la aldea como para la misma Feria. Raposo no olvida ni donde desfila ni quién va a verle y se encarga de ofrecer a su público lo que este quiere, solo que este año se ha prescindido de algunos colores o estampados más previsibles y se ha integrado por completo a la flamenca de traje en la estructura de la colección.

Nuestra selección: nos quedamos con el mono con flecos, el conjunto de vestido de punto y el traje blanco con la sudadera XXL.

José Raposo tiene su taller en Sanlúcar de Barrameda, Cádiz.
Puedes contactar con él a través de instagram.

.