Tras un primer día claramente clásico en cuanto a propuestas, el jueves de We Love Flamenco fue un estallido de colorido, de flamencas que dan mucha importancia al tono crómatico que acompaña a sus volantes o de mujeres que se sienten femeninas, sensuales y que quieren que su traje de flamenca hable por si solo. Hablaríamos incluso de voluptuosidad, de sugerencia y de que el cuerpo femenino se realce no solo por el traje, también por el estilismo, por los pequeños detalles o por los complementos. Fue la nota dominante de un día cuyo alfa fue el debut como profesional de Daniel Robles dejando para el omega la maestría incuestionable de Pol Núñez. Entre medio quedaron las flamencas de Ángeles Fernández y Santana que también brindaron grandes momentos. Veamos cada desfile:

Daniel Robles, ‘Sevilla nº 38’. La moda flamenca jamás ha sido una carrera de fuerza, sino de resistencia. De ir poco a poco ascendiendo, de evolucionar, de aprender de errores, de no creerse nada y de saber gestionar fríamente todos los halagos que te llegan. Daniel parece no tener prisa: su debut como profesional no ha sido un despilfarro de flamencas ricas en detalles (como pudimos intuir con su traje en la presentación de la pasarela), sino un ejercicio de contención, con ideas que se lanzan para buscar su forma o definición en la clientela, con volantes que tocan todos los palos y con la intencionalidad de dibujar una trayectoria a la que todavía le queda mucho que contar (y esperemos que así sea). De momento, eso sí, nos ha dejado algunos trajes con los que recordarle fácilmente.

 

Ángeles Fernández, ‘Cuando nadie me ve’. Quien si parece tenerlo más claro es Ángeles Fernández. Apuntábamos en su post que la diseñadora gaditana tenía muchas probabilidades de darnos grandes momentos y uno de ellos ya ha llegado: su propuesta ha sido impecable, con una gestión del uso del color, del patronaje, del estilismo con los complementos de Samuel Ortega y del diseño muy bien llevado y con una madurez que empieza a marcar su personalidad. Mucho ojo con este desfile porque algunos de los trajes huelen a futuro pantallazo de instagram…

 

Santana Diseños, ‘Cloe’. La colección post paternidad de Francisco Javier Santana fue también la confirmación de que el 2018 va a ser un año con muchísimo gris plata y mucho rosa en flamenca. Con estos colores se abría y cerraba respectivamente un desfile donde las (futuras) vivencias del Rocío o de una Feria vestían una flamenca colorida y vitalista, donde la alegría acompañaba a cada volante y donde el diseñador onubense nos dejó una elección y combinación de tonos, estampados y cortes bastante acertada.

 

Flamenca Pol Núñez, ‘Locuras Flamencas’. Ni su desfile, ni sus flamencas ni sus telas necesitan presentación, porque solo con verlas ya lo reconoces. Pol Núñez, como firma, es una de las grandes maestras de la moda flamenca, una colección que todos los años hay que ver, que disfrutar y pararse a recrear al detalle si de verdad te gustan los volantes, porque cuando lo haces sabes que sí,, que en cierto modo es una flamenca clásica, pero la personalidad que Delia Núñez ha impregnado en sus diseños está ya tan marcada que solo nos queda que “enloquecer”, callar y aprender de una de las grandes. Por cierto: cinco batas de cola, ¡Eso sí que es una locura flamenca!

 

Este viernes comenzará la primera de las tres jornadas grandes de We Love Flamenco con los seis desfiles que veremos esta tarde: Rafa Valverde, Lola Azahares, Marco Zapata, Fabiola, Rocío Olmedo y Pablo Retamero y Juanjo Bernal. Os recordamos que en nuestras cuentas de instagram y facebook iremos subiendo contenido exclusivo a pie de pasarela y que mañana viernes habrá post de resumen con lo mejor de la jornada.