Tiene más cara que espalda, es simpatica, ordinaria sin ser maleducada, bajuna y de barrio… ¡Nos Encanta!

Y no lo decimos de coña: el género de la Copla se ha caracterizado por ser muy democrático: lo mismo tenia a Señoras muy finas como Concha Piquer que Princesas de Barrio como Isabel Pantoja entre sus máximos exponentes. En Se Llama Copla ocurren cosas similares: mientras algunos concursantes van con la lección aprendida, otros destacan por ser naturales y mostrarse tal como son, y como ejemplo Laura Gallego que era una niña de pueblo, inocente, cándida y con un puntito de cateta que era lo que enamoraba al público.

De Jessica podemos decir lo mismo: frente a la que le montaron en pleno directo, ella respondió con espontaneidad y mostrándose como es ella. Unos opinaran que es una ordinaria, pero al menos se la ve tal como es. Además, siendo una Gala de cerca de 5 horas se le agradece que haya sabido asumir el rol de concursante que “da el cante” (y  nunca peor dicho) en la Gala y hacerse así un huequito en el programa y entre los concursantes.

Respecto a su actuación, podemos darle el mismo titular que el New York Times le dedicase a la mismísima Lola Flores: «No Canta, No Baila, ¡Pero no se la pierdan!» Su Herencia Gitana solo destacó por una expresión corporal improvisada y condicionada a que su escote no le jugase una mala pasada (al igual que Selene Molina promete mucho en cuanto a movimiento en el escenario) mientras que de voz habrá que esperar a mañana sábado para verla. Detrás del esfuerzo que hizo para resolver bien la actuación, vemos a una coplera-flamenca que puede darnos buenas noches y una evolución interesante, a la vez que seguro que dará buenas entrevistas con Eva.

Su relación con el Jurado es una incógnita, puede que las primeras semanas la puntúen por lo bajo para después ir hacia arriba con ella, pero no creemos que sea la peor valorada de la noche, salvo algún fallo o imprevisto en su actuación. Al igual que Inma García, puede pasar de débil a fuerte en un par de semanas. Con el publico sin embargo no sabemos muy bien que decir: la valorarán bien si consigue un buen apoyo de su barrio (es de Montequinto, barrio de Dos Hermanas que a su vez es una ciudad de la provincia de Sevilla) pero lo tiene crudo frente a sus compañeros masculinos del programa. Aun así, no la vemos en el punto de mira más directo de los retantes.

 

Los Expertos Dicen:

“Si ha sido capaz de cantar «Herencia gitana» con un traje de noche tres tallas más grande que la suya que casi se le cae en directo, puede con lo que le echen, es muy campechana, aunque puede pasarle como a Inma García el año pasado, que también se nos quede a las puertas de ser uno de los 10 finalistas.”

“No sé si lo que hicieron fue una parodia o fue auténticamente una p*tada, pero el caso es que creo que Jéssica no pudo demostrar casi nada de lo que es capaz. Esperaré a la semana que viene para tener más elementos de juicio. Pero creo que en esa voz hay mucho que rascar.”

 

A Favor: su perfil es de concursante que cae bien y que gusta verla en las Galas tanto dentro como fuera del escenario. Si evoluciona favorablemente no tendrá mayores problemas para quedar entre las 10 primeras.

En Contra: todavía no la hemos visto cantar realmente, a la espera de ver que pase mañana, le deseamos que se adapte a la mecánica del programa con mejor suerte que Selene.

Concursantes de Referencia: Inma García (SLLC 4), Selene Molina, Laura Gallego.