Ya sabemos quien no va a ser Alumna de la Semana....

Ha estallado, estaban tardando y aquí lo tienen: se creían que Selina Del Rio iba a ser una mal rollera, una concursante con aires de Diva, con complejo de superioridad que pondría a parir a todos sus compañeros y que se llevaría a matar con los trabajadores del programa. Pero no. Selina se ha mantenido en su particular way-of-life de hippy new-age, de todo está bien, todo va bien, y asi esta claro que no iban a ninguna parte. Así que nada, ¡A Buscar Videos!

Y como una pelea Selina-Pive es un montaje menos creíble que una crisis en el matrimonio de Belén Esteban, pues buscamos la polémica ahí donde Selina podría ser más susceptible de cabrearse: las clases de canto. Queda claro que Selina tiene experiencia, tablas y técnica. Le hace falta aprender pero le lleva la delantera a sus compañeros. Eso no hay duda. Otra cosa es que su forma de ver las cosas choque con el punto de vista de Sandra de la Rosa y ahí todo cambia…

Y es que en cuatro años hemos visto a los concursantes no estar de acuerdo ni con Sandra ni con Josemi. No nos engañemos: no son pocos los que saben cantar y tienen técnica y mientras algunos concursantes han hecho directamente lo que les ha dado la gana, otros se las han visto y querido para poder cantar en su tono (no son pocos los que han tenido que cambiarlo en los ensayos). Por eso, la discusión de Selina y Sandra no es nada nuevo, aunque esta vez ha llegado tan lejos que ha tenido su espacio destacado en la Gala. Porque esto a veces es concurso de cante y a veces es un intento de reality, y decimos intento por lo mal que se rematan las polémicas en las Galas, como podéis ver en el video:

 

 

Analicemos la situación: Eva habla con Selina, le pide que se le explica y le recalca sus palabras más subidas de tono mientras Selina mantiene en todo momento una actitud evasiva, como de queriendo evitar el tema. Como la concursante no termina de hacer las declaraciones deseadas, y Eva ya no puede guiar mas la entrevista, entra en escena Sandra de la Rosa, o eso creemos, porque nunca habíamos visto a Sandra perder los papeles de esa manera. Es entonces cuando profesora y concursante (que no alumna) se dicen las cosas a la pantalla, se lanzan pullitas y pullazos y la polémica está servida. Lo que pasa es que Eva corta a Sandra antes de que la cosa vaya a mas (por parte de la profesora porque Selina se mantenía en una candidez controlada) y, como siempre, la cosa termina en un “ya lo hemos hablado” que no se aclarar, a pesar de los intentos de Eva de cortar todo en plan “esto no va con el programa”.

Sea como sea: ¿Quién ha ganado? Pues ha perdido el programa, una vez más, porque no somos pocos los que nos parece prescindible esta clase de situaciones en el programa, lo que si creemos es que Sandra y Selina tienen parte de razon y parte de culpa en todo esto. Puede que cuando haya polémica haya más movimiento en internet de espectadores buscando información (y ello nos beneficie) pero aquí estamos para ver como cantan. Y eso desde la Segunda Edición no parece lo más importante.