Repasamos una semana más los estilismos de la ultima Gala:

Empezamos con Luchi Cabrera que tuvo doble presencia al vestir a María Carmona y a Macarena Soto. La concursante cordobesa lucía la bata de cola con la que Elisabeth Reyes cerró este año el desfile de Luchi Cabrera en Simof, una pieza en color verde con bordados de vegetación en color blanco y carruchas. Aunque el traje nos gusta muchísimo, creemos que no se lo pusieron a la concursante indicada: se notaba un poco que a María le quedaba grande y que se habían arreglado para un cuerpo de menor altura que el de la Miss España que lo había pasado previamente.

Más acorde habría ido con Macarena Soto que, al cantar un pasodoble señero como es “Amante de Abril y Mayo” habría paseado mas vistosamente su canción de haber ido acompañada por esa bata de cola. Eso sí el traje de Macarena, el otro que pudimos ver de Luchi Cabrera, le quedaba muy bien, iba con la canción y tenía un buen juego de tela estampada con colores vistosos y encajes en negro.

Ni frio ni calor nos dejaba el traje de Misura para Ana María Morales: a medio camino entre el traje largo y el de flamenca, esta pieza de color negro pedía a gritos complementos, peluquería y maquillaje que potenciasen la elegancia de la hechura. En vez de eso, la simpleza del peinado, lo poco llamativo de la bisutería y el escaso uso de Max Factor restaron en vez de sumar al aspecto de la concursante malagueña.

Decíamos en nuestro artículo de la semana pasada que en Marev no tiene punto medio. Pues esta semana con Selina del Rio hemos visto el extremo que menos nos gusta: vestido poco favorecedor, hecho para señoras de cierta edad que tienen una boda de noche, pero colocado a una concursante de 36 años. No termina de ser elegante, el vestido aparece desubicado y nos hace insistir, una vez más, en que se deben mirar con lupa los trajes que no son de flamenca que se utilizan en el programa. Que esto es Se Llama Copla, no una boda rancia.

Aurora Gaviño vistió esta vez a Raquel Zapico con un vestido muy de su estilo y que por su juego de tonalidades, casaba muy bien con “Silencio Cariño Mío” y le daba un toque elegante a la concursante mientras peluquería y maquillaje la acercaron mas al estilo “Cantares”. Lo mejor, que el traje era de estreno.

Dejamos para el final el Mejor Estilismo para un “trío” que nunca falla esta temporada: Cintia Merino (concursante) con traje de Pilar Vera (diseñadora) perteneciente a “Las Brujas” (su última colección). Aparte de ello, también nos parece acertadísimo el mantoncillo pintado y las dos flores colocadas encima de la cabeza. Como detalle, en el popurrí de villancicos, aun estando sentada, Cintia lo lucía mucho mejor todo.

Cintia, guapisima e impecable durante la ronda de villancicos de la pasada gala.