El año pasado nos preguntábamos quién era Verónica Rojas cuando finalizamos con ella nuestros análisis de los 10 Finalistas de la Cuarta Edición, este año también nos lo tenemos que hacer con el concursante con el que cerramos estas valoraciones porque ¿Quién es Jonathan Santiago?

Jonathan es un virtuoso, no es un artista ni un profesional, ha sido tocado por algún tipo de gracia divina y se ha convertido en la figura más fascinante que nos ha dado esta quinta edición de Se Llama Copla: un gitanito de imagen tierna tendiendo a la ingenuidad y al comportamiento más llano que se transforma radicalmente en todo un cantaor de flamenco de primera línea que apunta maneras para el Cante con mayúscula y que lo tiene prácticamente todo cuando canta: es flamenco, gitano y coplero a la vez, una combinación de la que muy pocos pueden disfrutar hoy en día y que le ha permitido realizar una de las trayectorias más impresionantes e impecables en todo Se Llama Copla, porque el linense no vino a medio hacer, vino hecho y está preparado para todo porque, como dijo Hilario, Álvaro es un profesional, pero a Jonathan hay que dejarlo aparte, para que pare el tiempo en cada actuación y consiga que centremos toda nuestra atención en él.

Pocas, muy pocas cosas se le pueden decir a este chiquillo que no se hayan dicho ya: cierto es que su estilo tiene que gustarte para que te guste él, pero si se olvida que es gitano y flamenco, se puede ver que ha hecho grandes interpretaciones de temas puramente copleros (En las cruces de mi reja, En una esquina cualquiera) donde ha demostrado que su estilo no está marcado, que él se puede mover hacia donde se lo pida sin despeinarse ni descuidar su potente personalidad artística. Quién sabe que pasará después del programa, pero el destino de Jonathan tenemos muy claro que no acaba tras la final. Y puede que ese futura sea el flamenco, pero su nombre es el máximo exponente de la edición más calé y flamenca de todas las que ha tenido el programa.

De su trayectoria en el programa podríamos poner casi todos los videos pero si tenemos que quedarnos con uno, ese es el Romance de Juan Osuna donde ya teníamos unas expectativas muy altas, pero el las superó y fue más allá, pasando de lo espectacular a lo inolvidable:

A Favor: como hemos dicho, es el máximo exponente de la edición más flamenca del programa, amen de ser mñas artista que profesional.

En Contra: La Línea de la Concepción, por muy coplera que sea, parece condenada a no tener un ganador entre sus filas, quién sabe…

Para ver nuestra valoración inicial sobre Jonathan Santiago, pulsa aquí.