Primero fueron la diferenciación mediante precios, después el mutis por el foro de la Organización y ahora la reciente caída de Lina del cartel de diseñadores: de una manera o de otra Simof 2012 está ganándose un hueco en la prensa por motivos propios. El motivo es: ¿De la manera más deseada? Desde nuestra web queremos hacer hoy una reflexión que sirva de autocrítica tanto para unos como para otros y que sirva también para dar respuesta a ciertos interrogantes.

Todo empezó con la ya conocida noticia de los precios: está claro que ni a diseñadores ni a público ha hecho gracia. Hasta ahí todo normal, el problema viene cuando las explicaciones oficiales, o tardan en llegar, o no se dan, o se hacen pública de una manera confusa o poco clarificadora. Lo que también ocurre es que eso en la era de las redes sociales se vuelve en tu contra: twitter y facebook han aupado la polémica, los blogs se han dedicado a hacer copia/pega (nosotros incluidos) de las pocas noticias que llegaban de manera oficial o minimamente contrastadas y en general lo que hay es mucho cotilleo y pocas palabras claras. Bueno si, palabras claras si hay, pero son “en confianza” y no salen a la luz porque todos saben cuando hay que estar callado y cuando no. Es decir, en vez de comunicación fluida nadie habla claro, ni por un lado ni por el otro, y así lo único que tenemos es una colección de conjeturas y rumores sobre lo que está pasando sin que nadie confirme ni desmienta con todas las de la ley… ¿Tan difícil es hacerlo?

Sea como sea, esto se podría haber previsto y controlado y creemos que un poco de “organización” no habría venido mal: no es polémica inventada por periodistas o blogueros, es lo que se cuece cuando hay silencio o ambigüedad en las fuentes oficiales, tal como ocurre con los famosos “que no tienen nada que declarar”: el problema no es que se publique, el problema es que las páginas y perfiles se llenen de comentarios en contra y nadie ponga freno a la situación. Si callan, otorgan y si otorgan…. ¿Hemos dicho ya que gestionar tu imagen en Internet no es solo conseguir seguidores y enlaces?

Lo que queremos decir es que noticias como las de el diario 20 Minutos que todos habréis leído, lo que se dice/comenta en los blogs y la declaración de la casa Lina diciendo que no va a Simof está hinchando una pelota que va a más y que está relegando a un segundo o a tercer plano lo que de verdad importa: los trajes de flamenca. Porque al final, lo que todo el mundo quiere ver son trajes, de lo que la gente tiene ganas es de desfiles pero el ser humano es así y con tanta red social suelta los cotilleos 2.0 van a más, nunca a menos, y es una lástima que en días previos tengamos este panorama cuando todos deberíamos estar hablando de trajes…

Y ojo, antes de irnos repetimos la idea: aquí nadie está hablando claro, ni por un lado ni por el otro. Ni la Organización da explicaciones ni los que se están despachando a gusto terminan de contar todo lo que supuestamente saben. Da igual: al final todos estaremos en Fibes.