Las Tradiciones están para respetarlas. Puede que esto sea una segunda fase de una misma edición y tal cual pascual, pero en Se Llama Copla hay tradiciones que se cumplen con una puntería inquebrantable. Mari Carmen Abad, María Luisa España, Sandra Arco, Isabel Geniz y Cristina Serrano saben de lo que hablamos: la cuarta Gala de concurso en Se Llama Copla (la 24 de la temporada, la 4 de esta fase) tenía reservado para Triana Muñoz y Eva María Hierro el futuro que ya estaba casi prefijado. Y no ha sido porque haya podido haberse evitado.

Pero antes de llegar al final, volvamos al principio: la favorita de la gala fue Nazaret Marcos. Sorpresa o no ya que esto puede venir por su nominación de la semana pasada. También tuvo el apoyo de la audiencia Óscar Calderón que esquivó el reto gracias al respetable mientras que Carmelo Gutierrez y Eva María Hierro cruzaban la pasarela al ser los menos votados por el público durante la semana. Junto a ellos estaba Álvaro Rey que fue enviado al reto por Selina del Río ante la sorpresa de todos y el cabreo de él mismo porque ni siquiera recibió explicaciones. No deberíamos decirlo, pero cada día nos atrae más como artista y como persona.

Como ya dijimos antes, cantar «13 de Mayo» en el reto fue cosa de Eva María Hierro y Triana Múñoz. Eva María estuvo algo chillona, pero hizo un reto de altura, supo defenderse y demostró que se le daba muy bien defender su permanencia en el programa. A Triana sin embargo le fallaron los nervios. A su favor hay que destacar una voz muy personal (aunque tiene un nosequé en el timbre que nos recuerda a Macarena Soto), que promete dar bastante si bien su fuerte dicen que es el baile y eso será muy interesante de ver en el programa. El resultado final fue de empate, de no haber una ganadora clara porque Eva lo cantó pero Triana lo vendió mejor y se convierte así en la octava linense y la tercera de esta edición (¡Qué lío de números cardinales y ordinales tenemos con el programa, Oigan!). Lo mismo estrena una de las coplas que más echamos en falta en el programa: Torbellino de Colores.

A Eva María le deseamos suerte y le recordamos que las copleras como ella, las que lo han mamao y lo llevan en la sangre hacen falta y siempre deben estar ahí.