La primera hornada de dieces por doquier en esta segunda fase (hasta ahora el Jurado había sido rácano dándolos, nada que ver con la primera fase donde se regalaban las notas máximas) había dejado a los concursantes muy cerca entre ellos con la excepción de Triana Muñoz, descolgada del reto, Tamara Beardo, al que le falló algún voto, y Manuel Cribaño, a un punto de no estar en la zona mala de la tabla. De ellos tres, sólo Tamara tuvo que cruzar la pasarela como candidata final al reto mientras que Álvaro Rey fue el concursante favorito de la audiencia. Acompañarían a la gaditana Inma de Herves (ya avisada por Pive de que podría ir al reto) y Nazaret Marcos a pesar de sus altas notas.

La retante de la noche sería Tamara que, riendo por no llorar como se suele decir, eligió a Inma prefiriendo dejar a Nazaret seguir para cantar “Dolores la Golondrina” en el reto: Tamara Beardo un realizó reto exagerado o que rozó la sobreactuación en algunos momentos haciendo unos garganteos poco medidos y elevando el tono más de lo acostumbrado, en una clara demostración de querer quedarse y dar mucho más de sí misma. Inma de Herves por su parte estuvo normal y previsible, lo cual supone que su gran voz dio lo que la canción requería sin ir más allá.

Finalizadas las actuaciones el jurado se decantó en su mayoría por Inma de Herves para luchar por un puesto en la fase final. Tamara Beardo finaliza así su paso por Se Llama Copla que ha tardado 3 años en llegar y en que la gaditana, creemos, ha podido cumplir su sueño de concursar en el programa.

Quedan ahora seis concursantes: Manuel Cribaño, Álvaro Rey, Inma de Herves, Nazaret Marcos, Ana Pilar Corral y Triana Muñoz que la semana se jugarán las cinco plazas de la segunda fase para la gran final de junio mayo. El Se Llama Copla más largo se acerca de verdad a su fin…