Cartel Feria del Caballo de Jerez de la Frontera 2012Si todo va según lo previsto Jerez de la Frontera iniciará esta noche su tradicional Feria del Caballo, la fiesta grande de la ciudad gaditana que es a su vez la de mayor afluencia de toda la provincia de Cádiz. Para todos aquellos que nunca habéis ido, que os gustaría ir o que tenéis curiosidad por ver como es esta Feria, en ¡Ay Maricrú! os proponemos un decálogo tal como hicimos en la Feria de Abril de Sevilla o en la Romería de la Cabeza. Y recuerda: si te ha dejado con ganas de vivirlo en persona y este año no te da tiempo, siempre podrás ir el año que viene.

1. Esto no es Sevilla: la primera en la frente. Su cercanía con la Feria de Abril, la similitud del target pijo mezclado con cani que pueblan las casetas, el andalucismo profundo y la campaña de Cruzcampo adaptada a la ciudad hace que la Feria del Caballo tenga que soportar la comparación, pero no, la de Jerez es una de las Ferias más bellas, características y personales de Andalucía. Ya quisieran muchas ciudades tener un recinto tan bien cuidado y planteado.

2. Prohibido prohibir: a muchos universitarios procedentes de la provincia de Cadiz que estudian en Sevilla, cuando se les pregunta por la Feria, siempre dicen que prefieren la de Jerez a la de Sevilla por la sencilla razón de que en Jerez se puede entrar en todas las casetas. Así es. A diferencia de Sevilla, en Jerez las casetas son de entrada libre. Cierto es que son de asociaciones, hermandades, grupo de amigos, etc, pero por norma no se puede prohibir la entrada a nadie. Punto a tu favor si vienes de fuera y no conoces a nadie pero, no nos engañemos: nadie va a una feria “a ciegas”. Si vas es porque conoces a alguien de allí o porque sabes que te encontrarás con gente conocida.

3. El Recinto: el Real de la Feria se levanta todos los años en el Parque González Hontoria, en una zona muy céntrica y que todo los años, en el mes de Mayo, parece que duplica su perímetro cuando sigue siendo el mismo. Dentro del parque se monta todos los años la Feria más bella de toda Andalucía, una autentica obra maestra de la arquitectura “ferianta” con casetas (más grandes que las de Sevilla) que no siguen un patrón clave pero que, en su mayoría, están muy conseguidas tanto en elaboración como en decoración (algunas de ellas parecen una hacienda vistas desde fuera). Parte de la culpa la pueden tener los premios que todos los años se otorgan a las casetas mejor decoradas, divididas en categorías de empresas y de particulares (con primer, segundo y tercer premio), y que ha contribuido a que el real del González Hontoria sea de los más agradecidos de visitar. El arte además no solo se reduce a las casetas: la Feria del Caballo también es famosa por venir acompañada de un cartel que, año tras año, deja claro que no se ciñe a “lo de siempre”. Como ya adelantamos, para este 2012 han optado por una versión minimalista, que recuerda al pintor Jason Pollock y al arte gráfico de la Bauhaus. Buena visión de la fiesta que se aleja de opciones más costumbristas.

4. Feria del Caballo: desde el mismo nombre ya se dice. Aparte de ser una feria como otra cualquiera, Jerez dedica esta semana al pura sangre, desde un paseo de enganches donde la elegancia es de nivel medio tirando a alto-muy alto (nada de garrulos montando los enganches con camisas de cuadros, aquí jinetes y caballos van perfectamente uniformados), hasta los concursos de doma vaquera, las exhibiciones o las actividades que se realizan en el recinto de Ifeca (dentro del Real) que vienen a recoger la esencia inicial de las Ferias: el comercio de ganado.

5. Feria del Fino: estamos en Jerez ergo son palabras mayores respecto a caldo. La Feria de Sevilla es sin duda donde peores vinos sherry se pueden llegar a beber o encontrar. Si en Sanlucar se bebe manzanilla de la buena, en Jerez se bebe Fino del bueno (y de paso más de uno se ríe de la incultura sevillana respecto a vinos), que es con lo que se hace aquí el rebujito y no con otro tipo de caldo. Y ojo, repetimos que estamos en Jerez: cuidado con sacar el tema de los vinos a un jerezano de pro. Punto del decálogo patrocinado por Tío Pepe, tío.

6. Feria del Flamenco: la eterna pelea sobre cual es la cuna del Flamenco no se va a solucionar, pero más allá de eso en la Feria de Jerez se derrocha arte por los cuatro costados y durante estos días habrá muchos cantaores en las casetas de peñas flamencas o de particulares que amenizarán las horas en el Real, y en muchas ocasiones de manera improvisada, por lo que la suerte decidirá si lo puedes ver o no. Como curiosidad las calles del parque han sido rebautizadas con los nombres de los principales artistas flamencos de la ciudad gaditana.

7. Kani Borroka Jerezana: las casetas de entrada libre en Sevilla están distribuidas de tal manera que es imposible crear un núcleo en el real que las distinga del resto. Ello obliga a la policía a desdoblarse y estar controlando las casetas de distritos. Si en Sevilla lo que vemos son furgones de policía con agentes uniformados, en la noche de feria jerezana lo que vemos son los antidisturbios preparados para acabar con cualquier competición de cubatas voladores pelea de canis. Para que vayáis avisados: La Macanita tiene el dudoso honor de dar nombre a la calle más chunga del real, donde por la noche el caos hace acto de presencia y donde la policia se tiene que emplear a fondo ya que se sale de una pelea para entrar en la otra.

8. Casetas para todos: al margen de la eterna división pijos-canis que hay en todas las ferias, en la de Jerez triunfan las de determinados colectivos: para todo el público gay hay una variada oferta de casetas como la de la Discoteca Bereber Jerelesgay, mientras que los rockeros y/o metaleros tiene la Cherokee por solo nombrar algunas opciones. Lo cierto es que a partir de las 12 de la noche, toda vez que desaparecen las sevillanas del hilo musical, se ve con claridad los tipos de casetas que hay y el grupo social que suele ir allí.

9. ¿Aparcar?: ¿Vas en coche y no sabes moverte por Jerez? Mal vas. En puntos anteriores hemos dicho que el González Hontoria está situado en pleno centro de Jerez, ello dificulta el conseguir aparcamiento (hay bolsas de aparcamiento próximas al Real pero siempre son insuficientes) y a la vez provoca que en la avenida Álvaro Domecq se instaure la segunda, la tercera y hasta la cuarta fila, repitiéndose el fenómeno en todas las calles colindantes al recinto. A pesar de ello, si te empeñas en dejarlo muy cerca, lo más que te podemos desear es mucha paciencia.

10. ¿Qué tiempo va a hacer?: Gracias a la Semana Santa, a internet y a las aplicaciones de los smartphones todos somos meteorólogos y miramos el tiempo que va a hacer hasta para tender la ropa. Como (el comienzo de) mayo es tan inestable como el de abril, os decimos desde ya que la perspectiva, a partir del miércoles, es de que suban mucho las temperaturas, hasta alcanzar los 35 grados el fin de semana. Las flamencas que quieran lucir trajes sin mangas lo tendrán fácil ya que los primeros calores de verdad, con toda probabilidad, harán acto de presencia. El aumento del calor, a su vez, es una buena noticia para los caseteros: a más calor, mayor consumo de bebidas.

 

Para ampliar la información os recomendamos de paso el sitio que el ayuntamiento de Jerez dedica a la Feria dentro de su página web con toda clase de datos, horarios, actividades o planos del real. Podéis hacerlo pinchando aquí. Y si queréis ir más lejos, este año hay una aplicación, tanto Iphone como Android para la Feria.