Inés, Álvaro, Cintia, Jonathan o Inma, solo uno ganará esta noche...

Jonathan es finalista, Ana Pilar abandonó porque fue consciente de lo mucho que dañó la imagen de Álvaro su pase directo a la final y Cintia e Inma se juegan definitivamente el cuarto y último puesto para ser la/el ganador de este quinto Se Llama Copla. Con todas las dudas surgidas durante la semana despejadas en el último Viernes Noche de la temporada, ahora toca sentarse frente al televisor, disfrutar de la final y ver que pasa. Pero antes, unas predicciones de ¡Ay Maricrú! sobre lo que veremos o no a partir de las 22:00 horas.

 

Me tiro al suelo como Sonia: el lunes dijimos que Álvaro Díaz era un serio candidato a hacerse un «Sonia Monroy« y acabar como la bailarina en la final del último Supervivientes al ver que se quedaba sin final cuando ella estaba convencida de su victoria. Hoy podría pasar algo parecido con Cintia Merino: si la sanluqueña estaba el sábado al borde del ataque de nervios por verse fuera, como esta noche el público prefiera a Inma de Herves no queremos ni imaginarnos su reacción, la cual podría estar cerca de ese mítico momento televisivo en el que Sonia Monroy se derrumbó y fue incapaz de levantar la cabeza.

A la Final, si hay que ir se va, pero ir pa ná es tontería: demos la vuelta a la tortilla. Supongamos que Cintia pasa e Inma de Herves pierde. Según hemos sabido, no ha sido del todo fácil convencer a la concursante onubense de que fuese a la final, por lo que convencerla de que fuese a retarse con Cintia habrá costado más trabajo aún. Pero como las líneas están abiertas y puede pasar de todo, suponemos que Inma se habrá preparado para quedarse por segunda vez fuera de la final. Como vemos, el primer trago de la noche va a ser bastante amargo sea quien sea la perdedora: una por tener los nervios a flor de piel, la otra por que le hagan ir a la final para que sea la cabeza de turco de un tramite que ya podría estar finiquitado.

It’s a Man’s world: no nos cabe la menor duda. El reto final, el duelo en la cumbre, debe ser cosa de Álvaro Díaz y Jonathan Santiago. Después que decida el público, pero ellos dos son indudablemente quienes merecen disputarse el reto final. Álvaro está desmejorado de cara al público por todo lo pasado, si bien hay quienes reconocen que esto a la vez le ha venido a Jonathan para ganar. Sea quien sea va a haber polémica. Y mucha. Pero, por favor, no olvidéis que ambos son merecedores por igual de la victoria.

¿Qué hace una chica como yo en un sitio como este?: no hemos hablado de Inés Robles. Ella es la incógnita de la noche: Sigilosa y sin hacer ruido, pero ahí está, entre los cuatro mejores de la edición y sin saber muy bien que va a pasar con ella. Si todo va como en las últimas galas podría ser la primera retante de la noche, por lo que nos espera un primer reto para disputarse los tercero y cuarto puestos de esta quinta edición.

Y ahora, ¿Qué?: terminada esta final, ¿Qué? Suponemos que los trabajadores de Caligari se tomarán unas merecidas vacaciones después de que el programa se haya alargado tanto. De la sexta edición todavía no se habla y, por el bien del programa, esperemos que dejen descansar el formato, pero no que lo acaben. Muchos detractores y seguidores cansados del programa esperen que hoy se acabe pero nosotros esperamos que, como Gran Hermano, quede todavía mucha Se Llama Copla. Eso sí, que aprendan de los fallos de esta quinta edición y los tengan bien corregidos para la sexta. O eso o que al menos no parezca todo tan improvisado.