Pesimismo, negro y deformación son los conceptos clave de la colección que Ana Asunción Roldán presentó en el certamen de nóveles del pasado Andalucía de Moda. Una línea con una estructura clara que se ve en todas las piezas donde el punto de lana negro salpica a unas prendas asimétricas  con forma voluminosa y que vienen a reflejar las dificultades por las que pasa un artista en medio de cualquier proceso creativo. Una idea que, al materializarse, viene a ser la típica colección en color negro que tiene sus toques de moderneo, de influencia de David Delfín, de oposición a las tendencias comerciales y de piezas para pasarela pura y dura. Si bien algunas prendas son bastante interesantes, los zancos que lucieron las modelos y sus flequillos postizos llamaron más la atención y no precisamente para mejor por lo que el resultado final, en conjunto, fue menos lucido.