La noche coplera devolvió al programa el baile con una nueva pareja de bailarines que sustituye a los recordados Pedro y Cristina que se han ido del programa sin poder despedirse. También se va sin decir adiós el Bar de la Copla, aunque el que no se va es Álvaro Díaz y su nulo valor como vendedor de teletienda.

En cuanto a las actuaciones, el fallo de Elena de Carmen, la exageración de Francisco Miralles y el poco acierto de Mari Ángeles hicieron de ellos los candidatos iniciales al reto. De ellos, los dos primeros contaron holgadamente con el apoyo del público mientras que Mari Ángeles fue candidata final a jugarse la permanencia. Junto a ella estuvieron en manos del retante Macarena Sánchez y Mónica Vargas que no tuvieron suficiente apoyo del público esta semana.

La otra cara de la moneda de la semana fue Jesús González que logró repetir como favorito del público y que, una semana más, salvó a la concursante con mejor valoración del jurado (aunque él esgrimiese razones un tanto personales) dejando a Mónica una semana más como concursante. También cruzó de nuevo la pasarela Macarena ya que el retante, Antonio Poceiro, se decidió por Mari Ángeles López para dispustarse el banquito.

Como Copla de reto teníamos esta noche “Rocío” que, como curiosidad, ambos cantaron su parte en la versión de su género correspondiente. Mari Ángeles estuvo gritona, flamenca y poco ubicada en el tema, mientras que Antonio estuvo clásico, muy correcto y en la línea de la Copla, aunque el reto en general no fue bueno. Finalmente en las valoraciones del jurado nos llevamos la no-sorpresa de que Mari Ángeles se quedaba en el programa aún habiéndolo hecho peor y dejando a Antonio sin una oportunidad, una decisión que no entendemos ya que esta edición necesita mejorar el nivel y Antonio podría haber contribuido a ello.

Precisamente con una valoración nos vamos a despedir hoy: Diego Benjumea dijo que “ni coplera la una, ni coplero el otro” como motivo para votar a Mari Ángeles cuando Antonio es y ha estado muy coplero en el reto… Como vemos argumentos que esconden excusas metidas con calzador. A ver que pasa la semana que viene…