La gala de esta semana se ha caracterizado por el estreno de dos nuevos concursantes que tienen mucho que decir en el programa, por una subida generalizada de las notas del jurado que ha beneficiado a concursantes como Elena de Carmen o Carolina Caparrós mientras que otros como Álvaro Camacho o Mónica Vargas han bajado bastante respecto a semanas anteriores. Aún así el intervalo de puntos ha sido bastante corto pues se han movido entre los 34 puntos de Francisco Miralles y Álvaro Montes y los 29 puntos de Mónica. La decisión, por tanto, se condicionaba al público.

La buena noticia del final del programa se la iría para Trebujena pues Álvaro Montes logró ser el concursante más votado y por ende favorito del público. Noche redonda para el gaditano que se convierte en el segundo retante, tras Isabel Geniz, que se convierte en favorito la misma noche en que se estrena en el concurso. Casualmete ambos lo han hecho en la quinta gala de cada edición.

Curiosidades copleras aparte, el resultado de los sobres dejó por primera vez apoyo para Mónica y también para Anabel, que se estrenaba como concursante y logró el respaldo de la audiencia para salvarse. No fue así para Álvaro Camacho que no pudo evitar ser candidato al reto de la misma manera que María Antonia Tenorio también fue candidata al reto al no recibir apoyo del público. La tercera candidata fue la gran sorpresa de la la noche: Elena de Carmen pasó de eterna salvada por el público a ser enviada al reto al no obtener el favor del respetable.

De estos tres candidatos, Álvaro Montes decidió salvar a su tocayo por amistad y por artista dejando a sus dos compañeras a merced de Lupe Raves, la retante de la noche que se decantó rápidamente por Elena de Carmen para cantar «Lola la Piconera«. El reto como tal fue bastante regulero y ninguna de las dos hizo nada por quedarse ni tampoco por entrar. Tal como dijo Pive, esta oportunidad era para que Lupe entrase, pero las prisas de estas por acabar su parte de la canción y la buena actuación que tuvo Elena en la gala pesaron en su decisión. En ese momento, además, Pive creía que su voto decidiría y se decantó por Elena pensando que la salvaba pero hubo una confusión y no quedaba claro si Pive tenía voto de calidad o si Josemi tendría que desempatar (opción que era la vista hasta ahora en esta edición).

Finalmente, y por primera vez en seis años, Eva González dijo que la dirección del programa decidía que continuase Elena de Carmen. De haber pasado esto en la quinta edición ya estarían los foros poniendo a parir a Ángel Custodio, pero como él no está ni tampoco queda claro por qué esta decisión y de esta manera, las dudas sobre el resultado de este reto están ahí y esperemos que para el próximo empate estén las cosas claras porque esto, la verdad, no le ha hecho ningún favor al programa.