De la historia y de la trayectoria de la firma Lina, así como de su contribución a la moda flamenca, se han escrito ríos de tinta que se revisitan todos los años cuando empieza la temporada.

Con «Lina Esencial» se da la razón sencillamente a los más puristas: más que la colección en sí de este año (esa se verá en SIMOF), lo que vimos en el hotel Alfonso XIII fue una muestra tan necesaria como inmortal en el mundo de los volantes: los trajes de Lina de toda la vida, con esos cortes, patrones, mangas, volantes y escotes que tanto éxito han cosechado desde 1960 y que hace que hoy, cada vez que se vea una foto de aquella época, se le mire con admiración y con el pensamiento de «quiero uno igual». Pues aquí está: una línea que comienza con faldas canasteras con algunas licencias en la colocación de los volantes y en tonos sorbetes o pastel, para ir en consonancia con la tendencia de este año, pasando después a la combinación blanco-rojo-negro con lunares grandes que nos recuerdan a esas primeras estampas en color y que nos acercan, más si cabe, al concepto original del traje de Lina, a ese ideal que muchas quieren seguir cuando van a la Feria y que gracias a esta colección es posible recuperar.

Tanto para las que quieran tener «un Lina» en su armario de trajes flamenco como para las que quieran recomendar a una visitante un traje de flamenca con el que acertar, esta colección no será la más creativa ni la más espectacular  pero la que vaya con cualquiera de estos trajes al Real (mantoncillo, flor y pendientes mediante) sabe que acertará este año y los que vengan.

En lineas generales: Lina presenta su colección básica o clásica, es decir, una serie de trajes que rememoran los hitos de la firma y que harán las delicias de las que añoran la flamenca de los años 60 y 70.

Destacamos: que se ha recuperado un traje por el cual no pasan ni pasarán los años. También destacar las impresionantes batas de cola con la que se abrió y cerró el desfile.

¿Qué me recomiendas?: el rojo canastero, el blanco con lunares rojos de tres volantes (te suena de algo) o el negro con lunares blancos y mantoncillo rojo.

Para ver más haz click aquí para ver nuestro editorial de la colección.