No era poca la expectación que había creado Juan Vara al confirmarse como uno de los nombres de la pasarela We Love Flamenco. Conocido por sus colecciones de costura y de calle, tocaba ver ahora como solucionaba la papeleta de pasarse a Flamenca.

Del resultado que vimos pudimos sacar dos ideas claras: la primera es que se nota mucho la mano de Juan como diseñador más acostumbrado a la calle que a la Flamenca. Ello se veía en la sobriedad y sencillez de casi todas las propuestas, así como en la elección de tejidos (poco habituales en los volantes) y en los detalles. Por decirlo así, fue una traducción del traje de fiesta al de flamenca, tema recurrente en los diseñadores masculinos como ya hemos hablado más de una vez. Por otra parte, el hecho de no haber querido hacer ningún traje de flamenca al uso o tradicional ha hecho que la propuesta tenga un marcado caracter elegante o para la noche, que se acentúa en la elección de colores como el rojo, o de escotes más habituales en alfombras rojas que sobre el albero. Sumando a ello también está la ausencia de lunares en todos los trajes (si hay estampados, pero se asemejan más a un animal print), así como de flecos, encajes o cualquier detalle de flamenca. También llama la atención el corte de las faldas, muchas de ellas de corte canastero (se podría decir también que sin enaguas) para darle el toque y hacer que a partir de ahí el traje y los volantes cojan vuelo.

Como vemos, Juan Vara vuelve a apostar por la línea minimalista y por la sencillez. Sus vestidos tienen el punto exacto que hace que la ausencia de detalles se resuelva con el carácter de las formas y los patrones aunque, cierto es, se nota mucho, quizá demasiado, el trabajo previo del diseñador que, eso sí, mostró algunas propuestas de vestidos cortos e incluso combinación de pantalones para ir a la Feria (de noche) y que tal vez no deban olvidarse pues las hay que les gusta arreglarse para la Feria sin ir de flamenca. No queremos que se entienda esto último como algo negativo solo decir que esta ha sido su primera vez y lógicamente se le ha notado de donde viene.

En líneas generales: Juan Vara firma su primera colección de flamenca aportando elegancia y sencillez dejando lo personal y los detalles para el patrón.

Destacamos: el dibujo y la colocación de los volantes, es lo que le da personalidad a los trajes.

¿Qué me recomiendas?: el traje rojo con escote en V hasta la cintura o el que lleva la espalda descubierta son dos opciones más que recomendables para el Pescaito. Para el día nos quedamos con el dos piezas en blanco y verde pálido.