Sonia Blanca: lamentablemente, lo de la semana pasada se quedó en ella. De la gran actuación de aquella gala a realizar unas «Coplas a Pedro Romero» que no han estado mal, pero en las que ha chillado más de la cuenta y le ha faltado garra. La canción realmente no es nada agradecida y aporta poco a la Copla, Sonia la ha defendido como ha podido pero desde luego esta rareza le ha costado mucho trabajo a una concursante que de por sí le cuesta hacerse a los temas. 7.

Mónica Vargas: vamos a romper una lanza en favor de esta concursante. «Caramelitos de menta» le ha regalado su mejor actuación en el programa 3 meses después. A saber: ha estado situada en el escenario y metida en el tema, ha matizado y sabido dar intensidad a cada momento, ha dominado el escenario (aunque la coreografía no sea lo suyo), ha cantado bien (con algún gallo furtivo) y, sobre todo, se lo ha pasado bien. Sobraban algunas estridencias pero al menos se ha visto un número muy bien estructurado. 8.

Álvaro Camacho: Historia de la música española, años 80: en esta época los Hermanos Cano (los de Mecano) compusieron muchas letras que se basaban en rimas consonantes que a veces ligaban palabras que estaban unidas con calzador, dando canciones que en algunos casos estaban muy acertadas y en otros daban la sensación de ser un refrán popular. Eso que le pasaba a Mecano le pasó a Carlos Cano (y Antonio Burgos): las «Habaneras de Cádiz» es un elogio kitsch de letra y composición poética donde la rima se nota muy claramente. Volviendo a Álvaro: tema bien cantado y ejecutado, muy de su estilo, sonreído a más no poder (no ha cambiado esa mueca en toda la actuación) y muy agradecido para su voz. Por cierto, Álvaro empieza a recordar a Ana Pilar pero en hombre. 9.

María Antonia Tenorio: «Algo se me fue contigo» es una canción que si la cortas por la mitad (o la terminas en el primer estribillo) quedaría mucho mejor que entera (son casi 5 minutos diciendo «madre»), además de que no es una Copla. María Antonia no se ha pegado golpes en el pecho ni se ha vuelto loca de dolor cantando, ha interpretado en su justa medida e incluso ha conmovido siendo delicada en vez de tremendista. Se le agradece, y mucho, que haya transmitido mucho sin ser muy radical (el primer estribillo le ha quedado precioso) y cantando bien la letra de esta canción. 9.

Ismael Carmona: el año pasado una ex-concursante del programa me dijo que los «copleros» que tienden a alargar las vocales y a juntar todas las palabras por esa prolongación de las notas, realmente han cantado poca copla, sino que lo suyo es la balada. Ismael alarga en exceso y a veces tiene problemas para llegar al siguiente verso ya que hace muy largos los finales del mismo (es decir, que no regula los tiempos). A su favor, un tono de voz muy correcto y buena expresión a cámara, pero tiene mucho que trabajar, su debut con «La falsa monea» ha dado pinceladas de un buen concursante pero ha resultado muy amateur para ser una gala tan avanzada. Algo que si tiene en contra es que ya hay dos chicos que «cantan distinto»… 7.

María Espinosa: estreno real de «La canción del fuego fatuo» como copla de concurso (hasta ahora siempre había sido fuera de él) en el que María resolvió muy bien tirando de su potencia vocal y de su timbre. Puede que le haya faltado fuerza o el caracter que esta pieza tiene en El Amor Brujo pero claro, no se trataba de representar la obra entera. Como dijo Pive, cumpliendo con las entradas (única dificultad del tema) la canción sale sola. 9.

Jesús González: con esa voz grave tan buena que tiene para una agrupación de carnaval, «La hija de Don Juan Alba» no ha sido de las actuaciones más memorables de Jesús. Muy estático en la expresión, ha hecho una actuación muy lineal, sin añadir ni sumar nada en los momentos más interesantes del tema. Lo mejor es como ha cantado en un único color de voz en casi toda la canción, muy apropiado para la misma, pero que esta vez no aprovechado para ir más allá (puede que la entrevista previa le haya condicionado pero ya es la segunda vez que le pasa). Sencillamente, no ha estado mal pero podría haber dado mucho más. 7.

Francisco Miralles: ¿Qué copla le recomendaría a Francisco Miralles? «A la lima y al limón» es sin duda una de ellas. Es una copla que se debe recitar más que cantar, una historia que contar. Francisco esta noche la ha contado a su manera, en lo que se dice cantar, le ha costado en la parte de estribillo donde no ha estado acertado con las subidas del comienzo («A la lima y al limón…») y ha tenido varios desafines. Teniendo en cuenta que Francisco suele simular su falta de voz para algunas notas, hoy ha sido todo muy evidente y su voz no ha sonado bien. Por cierto, el enroquecimiento que a veces tiene debería evitarlo. 6.

Carolina Caparrós: el mejor momento de la noche ha sido sin duda el estribillo de «Dime que me quieres» cantado por Carolina. Con una interpretación y transmisión de 10, la cordobesa ha contado esta copla de una manera magistral, matizando y dando la importancia requerida a cada parte del tema, midiendo intensidades y mostrando lo trágico, lo romántico y lo alegre que tiene esta canción. Sublime a pesar de algún que otro problema de afinación. 10.

Álvaro Montes: pocas coplas podrían hacer temblar a Álvaro a la hora de defenderlas en el programa. Si hay algo que sabe hacer muy bien es defender con mucha profesionalidad cada tema que le dan, cumpliendo con todas ellas aunque algunas noches está más lucido que otras. «Romance de Valentía» ha sido un buen número: correcto, afinado y bien pregonado. Probablemente la bajada de tono no le favorecía hoy, aunque ya enroquece menos haciendo que en los finales y subidas se le oiga mejor. Si tenemos que ponerle algún pero es que la parte recitada del final habría quedado mejor si lo hubiese hecho más neutro y sin dramatizar. 9.