Leía una vez en una página de Facebook una frase que decía «Todo el año haciéndote la moderna para que llegue la feria y te coloques el traje canastero«. Reconozcámoslo: mucho hablar de moda, de comprarse la Vogue o la Elle, seguir las tendencias más punteras y utilizar palabros en inglés para ser más entendida todavía pero después, a la hora de la verdad, llega la Feria y te pones un canastero en color liso, mantoncillo de plumetti y una flor en la cabeza. Todo el fashioneo se queda ahí antes de llegar a la portada.

A Susana Pagés, desde luego, no se le puede decir que le ha faltado coherencia a la hora de plantear Cosmopolitan: no es una colección de flamenca en su totalidad, pero es una visión interesante de como bajar al Real arreglada para la ocasión, mostrando un punto distinto, fresco y que bien puede valer para lucirlo sobre el albero. El problema es que aquí se es muy simple a veces: lo que no es tradicional se pasa de moderno.

Cosmopolitan es una muestra que en su primera mitad nos ofrece la propuesta de Susana en flamenca: trajes ligeros, con las flores estampadas como protagonistas, cuerpos ajustados y faldas que van abriendo, ya sean canasteras o con volantes con caídas y escaso vuelo. Como ya dijimos en otra colección, algunos de ellos tienen un toque malagueño o veraniego, tanto por la elección de color como del corte. La otra mitad de la colección la componen vestidos tanto para el día como para la noche en el que apenas hay sitios para los cuerpos entallados: telas con vuelo, gasas o tejidos vaporosos dibujan un estilismo fresco, elegante a la par que sencillo. La pregunta es: ¿Vale para la Feria? Se puede decir que sí: si observamos la colección, nos basta con los complementos y el peinado para darle actitud y poder ir a la Feria vestida de calle, con un toque sofisticado sin que parezca que vas de boda. Dicho de otra manera: si no vas de flamenca a la Feria hay vida más allá de Zara y H&M. Por suerte contamos con diseñadores que hacen moda de calle que no sea para ceremonia y a los que se debería hacer más caso para ocasiones como puede ser esta. La propuesta de Susana, además de una colección es una llamada de atención, una forma de decir que se puede ir con un trajes corto, con un blusón, unos pitillos, un vestido-túnica o cualquier pieza que, al igual que un traje de flamenca, sea diferente o exclusivo y te permita entrar una caseta y que la gente se fije en tí aunque lleves pocos volantes… El problema es que al final, os pondréis el canastero porque la Feria de Abril es así de conservadora. En ese caso, Susana también los trae en la colección, pero con una visión más personal, mayor protagonismo de las telas y menos olor a costurera.

En líneas generales: Susana Pagés realiza Cosmopolitan, colección que muestra a una Flamenca cómoda e informal junto a una propuesta de moda de calle para la Feria en la que el protagonismo se lo llevan los estampados.

Destacamos: los complementos, el estilismo y la actitud que la diseñadora ha transmitido (de manera colateral, creemos) con la colección.

¿Qué me recomiendas?: el canastero con flores rojas estampadas, el vestido largo también estampado con lazo azul y el conjunto de blusón y leggins en color mostaza.