Ni buscar la flor, ni el mantoncillo, ni los flecos del escote ni los zapatos ni nada de eso. Los últimos días antes de la Feria de Abril hay una preocupación mucho mayor para el 95% de las señoritas que acudirán al Real vestidas de flamenca y poco o nada tiene que ver con que su vestido esté terminado. Sencillamente, hay que estar morena.

No se sabe por qué pero en los últimos años lo que en principio era «a ver si pillo un poco de color para el traje de flamenca» ha pasado a ser una obligación, necesidad o desesperación. Todas quieren ir a la Feria morenas cual Naomi Campbell con traje de Lina pese a quién pese.

¿Por qué? Pues es muy sencillo: la Feria de Abril coincide con los primeros calores de verdad de la primavera (y esperemos que así sea), el sol pica y los abanicos se hacen necesarios para estar en las casetas o sofocar los metros de tela de los trajes así como el ambiente caldeado. Además, desde que se ha puesto de moda eso de «aprovechar» los dos fines de semana previos a la Feria para inaugurar la temporada playera en las costas de Cádiz y Huelva (ya ven, tiesura máxima pero aquí la gente con segunda residencia en la costa), pues ya imaginen como está la cosa. Otro de los motivos es que estamos hartos de invierno, de ropa abrigada, de vernos blancos y que después esa blancura se traduzca en pieles reflectantes cuando nos hacemos fotos bajo el sol en Pascual Marquez o Antonio Bienvenida (muy estético no queda, la verdad). Por tanto, el color moreno ha pasado de opción a obligación para muchas… llegando a veces a rozar el esperpento.

Ante este panorama los aledaños del Puente de Triana por la zona de Arjona y Paseo de Colón se llenan de personas buscando tueste, las cabinas de rayos uva están solicitadísimas estos días, las toallitas y los spray se agotan en tiendas, a la más mínima que haga sol la gente se sube a las azoteas…. todo sea por lucir un poco de bronceado con el traje de flamenca, aunque las hay que se pasan con el spray y otras que llegan al martes de Feria con color rojizo más que caoba. Después están aquellas que sencillamente son morenas todo el año o las que tienen una melanina perfecta y que con media hora de sol han logrado lo que al resto nos cuesta tres semanas de sol…. Por último habrá quien a la desesperada haga un cóctel molotov con todo lo mencionado y vaya a la Feria con un tono de piel sospechosamente parecido al del albero que pisa y que en algunos casos parece demasiado forzado. Eso sí, no son pocas las que reconocen que han requerido de los parches para ello mientras que otras dirán que están blancas a pesar de los rayos uva.

Dado que no somos un blog de belleza pero si tocamos mucho la Feria recomendamos: tratar de pillar moreno natural si tienes tiempo de ponerte al sol, recurrir un poco a los rayos uva si fuese necesario y no abusar de la cosmética que puede dar resultados traicioneros y puede dejar el escote de tu traje blanco impoluto de Pilar Vera en un tono beige bastante desagradecido de lavar si te lo quieres volver a poner. Y al igual que el gimnasio, recuerda: los milagros de última hora no existen, son los padres.

Por lo demás, a disfrutar del finde de Preferia y a intentar, sencillamente, no estar tan blancos el próximo martes.