Procedente de la escuela y de la lanzadera que siempre han sido Álvaro Montes no terminaba de ser un desconocido ni para los seguidores ni para los que siguen el género más allá del programa. Curtido en escenarios y experto en conocer y entender la Copla, Álvaro Montes está viviendo en esta sexta edición una participación como concursante que él nunca habría soñado después de haber recibido el «no» en los castings de ediciones anteriores.

Una vez dentro del programa Álvaro se ha limitado a hacerlo tan bien como los que ya lo hemos visto cantar anteriormente sabríamos que lo haría. Dotado de una voz potente, muy coplera, con quejío y muy apta para cualquier palo, su técnica le da buenos resultados en sus actuaciones aunque a la larga puede pasarle factura (tiende a utilizar muchos los graves e incluso a rozarse demasiado, lo cual su garganta lo notará en el largo plazo). Esa materia prima le permitió vivir unas primeras galas con el jurado y el público de su parte para pasar después a un saludable punto medio en el que casi nunca era favorito de jurado o público pero siempre se quedaba sin ser candidato al reto, siendo de los pocos que no sabe lo que es cruzar la pasarela. Si se le resiste el 40 por parte del jurado, tal vez porque no le ha llegado la canción perfecta o porque, teniéndola, no le salió tan bien como se esperaba (caso de «Sevilla») mientras que otras veces el jurado se resisitía a ello («Romance de Zamarrilla», «Mi amigo»). Llegue o no el 40, Álvaro Montes ha hecho como concursante y como artista una trayectoria más que impecable y ha logrado hacer realidad un sueño que muchos anhelan y que ya quisiera más de uno vivir las galas con la tranquilidad que, a buen seguro, él habrá tenido.

Como decíamos antes, no le dió el 40 de el jurado pero «Mi amigo» es sin duda una de sus mejores actuaciones. Un tema que, una vez más, se ha asignado a un concursante que dejaría en buen lugar la que es la copla mejor cantada en seis ediciones de Se Llama Copla:

 

A favor: voz y personalidad coplera. En un reto debe ser de los que echan los restos e incluso de los que se viene arriba. Además, tiene a Trebujena con él.

En contra: las apuestas lo sitúan como finalista, aunque cierto concursante de otra edición se llevó una sorpresa desagradable en la primera expulsión de la fase final…