Un adelanto en toda regla y sin venir a cuento es lo que hemos vivido esta noche en la gala de Se Llama Copla. El sentido común y la lógica desaparecieron del programa en el momento que el reto estaba por comenzar con una de las sorpresas más desagradables que los seguidores de esta sexta edición, esperanzados en obtener un gran quinteto de finalistas, hemos podido tener. Y eso que no tenía porque haber pasado.

Vayamos por partes: durante la gala Jesús González entró en directo por teléfono para anunciar que abandonaba el programa pues todavía no está recuperado de su accidente, por lo que María Espinosa, Francisco Miralles, Carolina Caparrós, Álvaro Montes, Ismael Carmona y Kimera Fernández quedaban como los 6 primeros clasificados de esta sexta edición. El primero en acceder a la semifinal (o eso presuponemos) de la semana que viene fue Álvaro Montes al ser favorito de la noche. Le siguieron Ismael Carmona al salvarse del reto y Carolina Caparrós que con sus 40 puntos del jurado pudo compensar la votación del público. Los otros tres concursantes quedaban como candidatos al reto: Kimera, María y Francisco (este último se estrenaba en esta posición).

En el puesto de retante quedaba Kimera, aún siendo la tercera más votada de la audiencia, que para sorpresa de todo el mundo que estaba viendo en ese momento el programa eligió retarse con… María Espinosa. Curiosidades de la vida: llevamos 7 meses esperando ver a Franciso Miralles como candidato al reto para que lo echen de una vez por todas y justo cuando podía pasar, una de las posibles finalistas decide quemarse a lo bonzo (es un decir) en el plató eligiendo a María Espinosa que, eso sí, sale reforzadísima de esta noche. La copla a cantar era «Tengo Miedo» pero eso fue lo de menos: María se veía nerviosa mientras que Kimera estuvo tan bien como suele hacerlo en los retos. Se cantase como se cantase, eso era un reto de la final, no de ahora, esto ha sido un adelanto innecesario de lo que podríamos haber visto en la final de esta sexta edición.

Kimera se vería sin fuerzas ni animos para seguir, tiró la toalla y se vio fuera aún cuando la noche le ofrecía a Francisco para continuar en el programa. En vez de eso, prefirió seguir adelante con su adiós. Pudo arreglar la final de Se Llama Copla dejando a Francisco Miralles en el camino y en vez de eso prefirió irse ella. Siento decirlo así, pero definitivamente, y gracias al movimiento de la linense, la sexta edición será la que tenga un peor nivel en la final. María, Carolina, Álvaro e Ismael son merecedores de estar ahí. No así Francisco. Puede ser resultón y tener su toque, pero su voz tiene unas deficiencias que lo dejan muy por detrás de lo que se supone que debe ser un finalista de Se Llama Copla. Se queda con el puesto que le pertenecía a una Kimera que, visto lo visto, no lo quería.

¿Qué ha pasado para llegar a esto? Es injusto que Kimera diga que no le han dejado lucirse en los cuatro meses que ha sido concursante. En su repertorio ha tenido grandes canciones y mejores puntuaciones («Maldito sea el querer», «En el último minuto», «Te he de querer mientras viva»…). Considerar que no ha demostrado lo que ella era por tres actuaciones reguleras es ser demasiado simplista y quedarse con lo malo que ha sido muy poco si lo comparamos con lo bueno. Hay quien dice también que esto es una lección al programa… ¿Lección de qué?, ¿De que lo mejor hay que tirar la toalla? Porque otra cosa no lo explica. Para otros esto no es más que un concursante revelándose contra un programa que hace y deshace a su antojo y con el que no siempre casan los intereses.

El protagonista colateral de esto, Francisco Miralles, habrá salido tocado de esta noche gracias a las palabras de Pive y de Eva que suscribimos completamente desde estas líneas, y que lo hacen culpable de esta situación porque, para qué engañarnos, en el momento que se supo candidato al reto lo veía en la calle hasta el último espectador que estuviese viendo el programa. Francisco tendría que haberse ido esta noche. Cualquiera en la situación de Kimera (más aún estando María Espinosa enfrente) lo habría elegido pero el almeriense ha tenido tanta suerte que se ha encontrado con una retante que se quería ir. Y, bueno, si era su voluntad así se quedará.

María Espinosa, Carolina Caparrós, Francisco Miralles, Álvaro Montes e Ismael Carmona son así los 5 primeros de esta sexta edición de Se Llama Copla. ¿Quién ganará?