La semana pasada Manuel García, actual Hermano Mayor de la Hermandad de la Macarena, concedió una entrevista para Diario de Sevilla de donde se pudieron sacar bastante titulares pero hubo uno que llamó poderosamente la atención: «Si se ponen todos muy pesados y le echan la culpa a la Macarena saldríamos en la madrugada del Jueves Santo nosotros solos.»

Por mucho que él insistiese en que se trataba de una opinión personal, el debate y la veda se han abierto, con opiniones a favor, en contra y, como no, la especulación cofrade, que en Sevilla a veces confunde un simple rumor con verdades absolutas. Con todo, ha habido más de uno que se ha puesto a fantasear con la posibilidad de desdoblar la Madrugá. Si bien hoy en día cambiar a una hermandad de sitio y de jornada se antoja lejano, hace 100 años había hermandades que a lo mejor salían el jueves y al año siguiente pasaban al domingo pero claro, eran otros tiempos. Al mismo tiempo, en la noche del miércoles al jueves santo hay pueblos donde hay procesiones que llegan a abarcar toda la madrugada, por lo que no sería tan descabellado.

Pero vayamos a la pregunta: ¿Qué pasaría si la Macarena estrenase una segunda madrugá? Si se ha fantaseado miles de veces con los posibles cambios de recorrido de las 60 hermandades ante una posible nueva carrera oficial, juego de malabares muy practicado en la Sevilla cofrade donde cada uno «sueña» con ver a una hermandad en una calle u otra, hoy vamos a dibujar la situación que se presenta si la Macarena, algún día, se separase del resto de hermandades de la Madrugá y lo hiciese por su cuenta:

– Sabiendo que la Cruz de Guía sale de la Basílica a las 12 de la noche, nos encontraríamos con 8 de las 9 hermandades del Miércoles aún en la calle. Solo el Carmen Doloroso estaría ya dentro. Aquellos que hayan visto entrar a la hermandad carmelita en la calle Feria podrían quedarse por el entorno para esperar el paso de la Macarena por la célebre calle.

La Sed y San Bernardo estarían ya en sus respectivos barrios por lo que son las hermandades que seguirían con su camino de vuelta sin mayores alteraciones.

– Al Buen Fin le toca la Centuria Macarena. A la Hermandad de San Antonio le correspondería cambiar de banda, además que coincidiría en la calle con la Hermandad de San Gil.

La Lanzada entra pasada la 1:30 de la madrugada, hora a la que la Cruz de Guía macarena podría estar alcanzado Correduría o Europa, por lo que muchos de los que vean entrar el palio de la Virgen del Buen Fin podrían empalmar en ese momento el miércoles con la nueva madrugá.

– El Carmen de Salteras tendría que elegir entre tocarle «Caridad del Guadalquivir» a la dolorosa del Baratillo o lucirse con el amplísimo repertorio de marchas dedicadas a la Macarena, muchas de las cuales también se tocan a la hermandad del Arenal (ha habido años en que la primera marcha que ha sonado tras la Caridad ha sido «Aniversario Macareno»).

– Otra persona muy solicitada sería Antonio Santiago que, cuando la Hermandad del Cristo de Burgos esté pasando por la Plaza del Pan y Alcaicería (uno de los momentos cumbre de la noche del Miércoles), debería estar en la Basílica para la salida. Curiosamente, Antonio haría a la inversa el camino que hace todos los Jueves Santo por la ronda histórica desde la Capilla de los Ángeles (Hermandad de los Negritos) hasta la Basílica.

– Si el Miércoles no deja un gran retraso en Campana y Catedral, Las 7 Palabras podría hacer su segundo pase por la Campana y Duque sin mayores problemas, aunque podría darse el caso de que el palio de la Cabeza enfile Alfonso XII mientras los primeros tramos de la Macarena asoman por el final de la calle Trajano. Eso sí, tal como sucede en la Madrugá, la Plaza del Duque podría ser el principal punto negro por buyas si tenemos en cuenta que en 5 horas pasarían por allí los Panaderos de ida, el Buen Fin viene de vuelta, Las 7 Palabras lo hará después para realizar su entrada muy cerca de la plaza y que la Macarena viene desde la Alameda.

– Por último, la Hermandad de los Panaderos estaría realizando su entrada mientras el Sentencia estaría entrando en Campana. Eso es lo que diríamos programa en mano. Si queremos hacer leña del árbol caído o hurgar en la herida podríamos hacernos eco de las coñas que se han oído ante una posible madrugá macarena que se resumen en que la cruz de guía de la Macarena se encontraría con el palio de Regla en calle cuna o en el Salvador debido al retraso que acumula la hermandad de San Andrés en su recorrido de vuelta por calle Francos.

– A todo esto: ¿Y el Miserere?

Ante este panorama nos encontraríamos con un atracón ininterrumpido de cofradías en la calle desde que la Cruz de Guía de la Sed sale hasta que las últimas hermandades del Viernes Santo entren en sus templos, lo cual pondría a prueba la resistencia de muchísimos cofrades.

¿Puede haber segunda madrugá?, ¿Se ha abierto la puerta a una nueva jornada? Sea como sea, Manuel García ha dado a la Sevilla cofrade material para practicar su deporte favorito: la especulación-debate-rumorología.