Modelo de la colección Otoño/Invierno 2012 de Dolce&Gabbana. Foto: style.com

La moda de llevar puesto lo que hay en las Iglesias y no en los escaparates de las grandes superficies sube esta temporada otro escalón en la nueva colección masculina de Zara, el buque insignia de la moda española para todos los públicos y cuyos detalles podréis leer más abajo.

Pero antes de eso, hagamos memoria para explicar esta tendencia: todo comenzó cuando varias de las principales firmas de moda realizaron colecciones inspiradas en el barroquismo de la cultura española. Luego ese gusto por el oro añejo y la opulencia a la antigua se tradujo en la famosa colección de Dolce&Gabbana cuyas prendas recordaban directamente a los ropajes de las imágenes religiosas que nos encontramos en nuestras iglesias. Los diseñadores italianos no fueron los únicos en recargar su colección si bien fueron los más explícitos. Un año después (la pasada primavera), la nueva colección de Dolce&Gabbana daba un paso adelante utilizando el estampado de las pinturas y frescos de la Catedral de Monreale de Sicilia en buena parte de las prendas cambiando, eso sí, el barroco por la estética bizantina y/o medieval.

Modelo de la colección Otoño/Invierno 2013 de Dolce&Gabbana. Foto: style.com

Recordamos estos hitos porque las grandes firmas están para crear tendencia mientras que los diseñadores locales o las marcas low-cost son las que pueden traducir esas ideas a la moda de calle. Probablemente sin esta oleada barroca nadie habría ido a almacenes como Velasco en Sevilla para comprar las aplicaciones doradas y ponérselas en sus trajes de fiesta o de novia, dando un nuevo uso a un producto que se usa para sayas, túnicas, mantos o capas de imágenes sacras.

Pues bien, la moda va muy rápido y dado que lo barroco parece que queda como del año pasado, ahora lo que podría llevarse son los estampados de arte cristiano. Dolce&Gabbana ha estampado una catedral entera en toda clase de prendas. Tal vez eso sirvió de inspiración a la diseñadora valenciana que utilizó la cara de la Virgen de la Salud de San Gonzalo para una de sus camisetas, algo que sembró la polémica en las redes sociales cofrades en Sevilla. Por que ya sabéis que eso es una aberración y que en Sevilla nadie ha utilizado jamás la imagen de ningún titular de ninguna cofradía para sacarse unos euros.

Camiseta de la nueva colección de Zara.

Polémicas aparte, ahora es Inditex quien se apunta a esta moda. Y no, no ha sacado a la Virgen del Rocío en camisetas de Berhska ni al Gran Poder en Pull&Bear. No, los diseñadores que trabajan para Amancio Ortega han sido más finos y han preferido fijarse en la pintura en vez de la escultura y nos plantan en la nueva colección masculina de Zara dos camisetas con la Virgen María de protagonista. La primera es en color negro con dibujos en dorado en las mangas y una Virgen con el niño Jesús en el centro de la camiseta. Arriesgada en su justa medida y no excesivamente llamativa.

Camiseta de la nueva colección de Zara.

La segunda, que veis sobre estas líneas, recuerda bastante tanto a la idea de los diseñadores italianos como al caso de la Virgen de la Salud pues la camiseta aparece entera estampada. Con la Coronación de la Virgen de Velázquez como cuadro central, vemos repartida por toda la tela diferentes fragmentos de cuadros de Murillo, como la Inmaculada o la Anunciación, reconvirtiendo lo que podría ser un souvenir de museo que nadie se pondría en lo que podría ser el grito de moda en el otoño que está por entrar. Ni que decir tiene que en Zara ya se habrán cubierto las espaldas y habrán calculado si les conviene o no lanzar camisetas con estas pinturas. De todas formas, como casi siempre pasa, sale a cuenta lanzar el producto, sacar beneficio y después ver que pasa con una posible demanda.

Como vemos las imágenes de arte sacro se incorporan a la última moda. ¿Será algo pasajero o lo tendremos presente un par de temporadas? De momento en tiendas como la ya mencionada Velasco están encantados con que la gente quiera llevar en su ropa lo que antes solo se ponía a las imágenes, ahora está por ver hasta donde llegan los estampados con la Virgen María de protagonista.