Podría haber sido un certamen de copla de jóvenes con mucho talento y mucho por decir en la copla pero no, fue sencillamente un recital en el que varias voces repasaron casi todos los estilos del género a su manera. Ese es el resumen en pocas palabras de la noche de copla que se vivió en Lebrija el pasado sábado, una cita que echó a andar gracias al empuje y al empeño que el joven Cristian Coto y su familia pusieron en este evento. Una cita para acercar esa copla que muchos conocemos gracias a los concursos en la que voces muy profesionales lo dan todo por el género y conseguir el aplauso de un público que, en este caso, se entregó a todos los artistas que aquella noche pisaron las tablas del teatro Juan Bernabé.

Cristian Coto

El comienzo, como no podía ser de otra forma, lo hizo Cristian Coto versionando una canción muy escuchada en su voz «Los cuatro candiles«. Más adelante volvería a cantar otros de sus grandes éxitos, o esas coplas que ya son fácilmente reconocibles en su voz: «Tengo un te quiero» o «Mi Salamanca«. Como novedad, Cristian cantó también «En el último minuto» pero lo haría junto a la bailaora lebrijana Margarita López, haciendo ambos muy buena pareja artística sobre el escenario.

Junto al joven artista lebrijano, de cuya proyección y talento hemos hablado en otras ocasiones, pasaron por el escenario un nutrido grupo de intérpretes de copla, algunos conocidos por su paso por Se Llama Copla y otros que están a la espera de una oportunidad en el concurso. Eso sí, la mayoría tienen en común que, al igual que Cristian, los certámenes han sido el lugar donde mejor se les ha reconocido. Mónica Reina fue la primera artista invitada en salir al escenario. Lo hizo con una versión del elegante pasodoble «Con divisa verde y oro» que contrastaría con su intervención en la segunda parte con el enérgico «Quién dijo pena«, dejando sobre el escenario una huella con dos formas de cantar y entender la copla. Óscar Calderón haría su particular homenaje a los grandes cantaores como Valderrama o Antonio Molina en temas como «El emigrante» o «Toros y copla«. El artista de Olivares, que la noche anterior ganó el concurso de Copla de Coria del Río, arrancó algunos de los aplausos más sonoros de la noche, que el agradeció cantando «Las sendas del viento» a capella, despidiéndose así del público lebrijano.

Marisa Martín, también triunfadora en el festival de Coria la noche anterior, interpretó dos coplas que la artista de Alcalá de Guadaira ha llevado a muchos recitales: «Sombra de mi sombra» y «Plegaria por un torero«, dos muestras muy contundentes de su madurez a la hora de interpretar y de entender la copla como género dramático. Remedios Castro podría el punto más racial versionando a su manera «Te he de querer mientras viva» y «Pastora Imperio«. La cordobesa que conocimos en la cuarta edición de Se Llama Copla nos deleitó de nuevo con su voz flamenca y con la garra que suele poner en cada una de sus actuaciones. También muy conocido gracias al programa de Canal Sur, Jonás Campos llegó al teatro de Lebrija para cantar «Esclavo de tu amor» y «Aquella Carmen«, dos números con los que encandiló al público por completo pues no paró de aplaudirle y de pedirle otra canción más con la que se despidió y fue «Señorita» cantada a capella. Finalizando las dos partes que componían la noche de copla tuvimos la nota de distinción y elegancia de mano de Sandra de la Rosa. La reconocida profesora de canto reivindicó su faceta más melódica cantando «Donde el corazón me lleve» en su primer pase, aunque después volvería para cantar una gran copla como es «Tatuaje» poniendo el broche de oro de los artistas invitados que aquella noche conocieron mejor al público de Lebrija y, a su vez, arroparon a Cristian Coto en el primer recital que dio a sus paisanos.

Con esta particular Noche de Copla, el público lebrijano conoció de primera mano esa otra copla que en esta localidad no se ve tanto y en la que muchos pidieron una segunda parte demostrando, una vez más, que la Copla sigue muy viva.

Agradecimientos a Foto Mario por las fotos que ilustran este reportaje.