34ea0f5aeb181621262619db75ea4fabo

Era y es la más sevillana sin haber nacido en Sevilla. Cayetana de Alba ha representado durante décadas lo que era ser de Sevilla, ese “Señorío” que cantaba Juanita Reina, ese no conformarse con cualquier cosa, ese ser conservadora y a la vez vanguardista, ese vivir la vida con ganas e intensidad a cada momento, ese hacer lo que quieras cuando los que te rodean te miran mal porque siempre quieren guardar la compostura…

Cayetana de Alba tuvo y tendrá ese don especial de ser una de las mujeres que han marcado con su vida lo que era el sentir sevillano y andaluz. Además, a diferencia de todo ese postureo sevillano que la rodeaba, Cayetana no tenía problemas en sentir al pueblo cerca y no era de las que rehuía a la gente sino que siempre resultó cercana con casi todos, tal vez por eso será querida y recordada por la mayoría de la sociedad, sean de la clase que sean.

Vivió a su manera, disfrutaba con todo lo que era de nuestra tierra y siempre lo defendió, ya fuera en Semana Santa, en la Feria de Abril vestida por Lina, en SIMOF (donde se le ha homenajeado más de una vez) o en el mismo cartel de las Fiestas de Primavera de Sevilla (¿Quién mejor que ella y Juanita Reina para explicar lo que es Sevilla?). Ahora le toca descansar junto al Señor de la Salud y de María Santísima de las Angustias.

Descanse en Paz Cayetana.