Rocío Peralta We Love Flamenco 2016 41

Siguiendo la trayectoria de los desfiles de Rocío Peralta, sabiendo que la diseñadora recurre a diferentes culturas para tematizar su puesta en escena y siendo conscientes de que esto se queda en un atrezzo de pasarela, la cuestión está en ver a qué país/cultura le tocaba este año. Desvelada poco antes del mismo We Love Flamenco, la idea de llevar a sus flamencas hasta el lejano Oeste pasa por ser una de las más lógicas y que, con matices, mejor se amolda a los volantes. No es de extrañar: el desierto, la arena, los caballos, los sombreros o la ropa e indumentaria de estética cowboy son tan susceptibles de aparecer en un desfile o editorial de moda flamenca que Rocío Peralta no lo ha dudado y así nos lo presenta en ‘Del oeste hacia el Sur’.

Rocío Peralta We Love Flamenco 2016 43

Dejando a un lado plumas y algunos detalles de maquillaje, lo cierto es que muchas de las salidas y estilismos resultan interesantes para un camino del Rocío con un punto más exótico. De hecho es así como empieza la colección: con propuestas de camino clásico, de canasteros de talle alto, nejas enterizas, volantes al hilo y la combinación de rojo y negro con un blanco tirando a beige. Un inicio pensado para las arenas que da paso después al colorido, a los estampados florales, a los negros con lunares de colores y a las propuestas de Feria. Todo en colores muy saturados y muy vivos, con ausencia casi total de tonos pasteles o empolvados. Entre medio se ven algunos detalles que, insistimos, no tendrían por qué desecharse: cinturones de piel, chaquetas o chaquetillas de ante, collares y pendientes de muchos colores y con plumas, mantas haciendo las veces de poncho… Si se sabe leer entre líneas, la colección suelta algunas ideas que podrían llevarse al Rocío y a la Feria.

No sería la primera que esto pasa con un desfile de Peralta: ella fue quién llevó la estética de Frida Kahlo a flamenca y quién sabe si este cruce entre los Vaqueros y los Indios americanos podría traducirse en la recuperación de ese estilo silvestre o asalvajado que se inspira en el medio Oeste.

Rocío Peralta We Love Flamenco 2016 1-2

Tanto peso tiene el estilismo que, por primera vez, los mantoncillos quedan en un papel muy secundario y lo hacen en un año en que Peralta ha apostado por aproximarse al mantón de manila clásico, con flores bordadas, mucho colorido y un estilo que se desvincula de los estampados o brocados de años anteriores. Junto a ellos, y hablando solo de trajes, destacaríamos los volantes de capa, los talles más bajos y el mayor juego de vuelo y metros en algunas de las faldas, que hacen un pequeño guiño a la tendencia setentera a la vez que se acoplan a este lejano oeste que, repetimos, puede que deje de ser tan lejano…

En líneas generales: Rocío Peralta repite estructura de desfile con una colección de trajes clásicos y setenteros a los que añade un estilismo inspirado en los westerns americanos dejando algunos estilismos que, tomando algunos detalles, podrían usarse en el Camino.

Destacamos: los mantoncillos. Apenas se ven o destacan en el desfile, pero son de los mejores que hemos visto esta temporada.

Ahora suena: Bruce Springteen, ‘The River’.

Nuestra selección: nos quedamos con el azul de lunares blancos y carrucha roja, el amarillo de lunares blancos y el rojo de lunares blancos.

Rocío Peralta We Love Flamenco 2016 35 Rocío Peralta We Love Flamenco 2016 23 Rocío Peralta We Love Flamenco 2016 10

Puedes contactar con la diseñadora por Facebook.

.

Rocío Peralta We Love Flamenco 2016 3-2